martes, 30 de noviembre de 2021.

Presupuesto a un alto costo

lunes, 15 de noviembre de 2021
39 Vistas

Andrés Manuel López Obrador ya tiene su paquete financiero para el próximo año. Morena y sus aliados le respondieron como el quiso, se lo dieron sin problemas.

Pero en la discusión de la miscelánea y el Presupuesto de Egresos, la Cuarta Transformación exhibió una incapacidad que los mexicanos se las cobraron en la pasada elección federal intermedia, si falta de negociar y ver un México plural.

Los diputados y senadores de la 4aT pudieron garantizar los recursos para el gobierno de López Obrador para 2022 porque tiene la mayoría simple, esa que permite aprobar leyes cuando se tiene la mitad más uno, pero también prendió los focos rojos para lo que viene, la discusión de tres Reformas Constitucionales.

Para lograr la reforma eléctrica, la reforma electoral y la reforma a la Guardia Nacional, los de Morena y el gobierno tendrá que negociar y eso significa que tendrán que ceder.

En estos días, en las Cámaras de Diputados y Senadores, AMLO no cedió, al contrario arrebató pero con las transformación constitucionales no lo podrá hacer, porque necesitará de la mayoría calificada, es que obliga a las dos tercera partes, número que no tiene el Gobierno.

¿Será que AMLO y la 4aT entregará a la oposición algo para ganar su cariño? No lo creo, aunque tiene tres armas que podría utilizar en 2022.

Se llevarán a cabo seis elecciones donde se renovarán gubernaturas y el PRI querrá refrendar sus triunfos en por lo menos tres: Oaxaca, Hidalgo y Quintana Roo, ahí estará la negociación con los priistas que hasta el momento parecen ser los más cercanos a un posible dialogo.

Las investigaciones que se realizan por los sobornos identificados en la pasada reforma energética, que tiene en jaque a los panistas, en especial al ex candidato Ricardo Anaya, quién garantizar una endeble estabilidad dentro del panismo. Si AMLO negocia el levantamiento de las órdenes de aprehensión a los panistas, podría ganar algunos votos que le permitan llegar a la mayoría calificada.

La presión social, esa que le ha servido a AMLO durante tres décadas, marchas, plantones y tomas de calles y avenidas, que podría provocarle problemas en las demarcaciones que gobierno en la Ciudad de México.

Sin embargo, la falta de dialogo y negociación de Morena en el Congreso durante la aprobación del paquete fiscal no fue buen augurio para la democracia que queremos los mexicanos.

Veremos en breve una peor versión de la política, aquella que amenaza para lograr lo que quiere el grupo gobernantes.

@agsarubbi

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar