miércoles, 17 de julio de 2024.

PJCDMX investiga recorrido de Marco Antonio Sánchez

6 de febrero de 2018
540 Vistas
Sin categoría

La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de Méxicopresentó avances sobre el caso del estudiante Marco Antonio Sánchez, detenido por policías capitalinos el 23 de enero pasado en la colonia El Rosario, en Azcapotzalco.
El procurador Edmundo Garrido presentó ayer una serie de videos de cámaras tanto del C-2, así como de plazas comerciales e incluso de un domicilio particular, donde se detalló la ruta que siguió el adolescente, tras ser liberado.

Luego de presentar las videograbaciones recopiladas y una narrativa de la detención y liberación del alumno de la Preparatoria 8 de la UNAM, se refirió que el día de la captura no presentaba golpes, de acuerdo a testimonios recopilados.

El procurador capitalino aclaró que la parte más importante de la pesquisa serán las declaraciones que en su momento realice el menor, respecto a qué fue lo que ocurrió durante y después de su arresto.

“Algo que es importante es la declaración de la víctima, que hasta hoy no ha sido posible porque los médicos tratantes nos han comentado que no se dan las condiciones”, señaló Garrido.

Comentó que con esos videos, que detallan minuto a minuto la ruta del menor luego de su detención, se fortalece la carpeta de investigaciones, pues se aprecia cómo el adolescente fue liberado y caminó hacia otros lugares, como una tienda de conveniencia, un centro comercial e incluso tocó el timbre de un domicilio particular.

Garrido agregó que otra parte de la indagatoria se refiere a las entrevistas con testigos, entre otros el amigo que lo acompañaba y de ahí se buscará deslindar responsabilidades correspondientes.

“Es importante destacar que el adolescente fue observado en Tlalnepantla, desde las 20:30 horas hasta las 23:30 del día 27 de enero, señalando los testigos que no se le apreciaban lesiones”.

Posteriormente se le ubicó en el municipio de Melchor Ocampo, donde fue entregado a su familia.

A pregunta expresa, el procurador señaló que la cámara interior de la patrulla no funcionaba, lo cual estaba reportado desde noviembre de 2016 y que los policías involucrados siguen bajo investigación.

“Tenemos la carpeta en la Fiscalía de Servidores Públicos, y ya la calidad de los cuatro elementos es como imputados y dependemos del análisis para determinar la conducta o responsabilidad que se les pueda fincar”.

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario