sábado, 13 de abril de 2024.

La recuperación de Acapulco no será rápida

miércoles, 1 de noviembre de 2023
232 Vistas

La tragedia que está viviendo el Puerto de Acapulco ocasionado por el Huracán “Otis”, tiene a su población con infinidad de carencias, falta de alimentos, agua y demás víveres, así como el ir descubriendo poco a poco y evaluando los daños que causó.

DESTROZOS AL POR MAYOR

Lamentablemente el paso del huracán “Otis” de acuerdo a imágenes satelitales del sistema Copernicus de la Unión Europea, causo daños y destrozos al 63 por ciento de las construcciones de la zona costera de Acapulco.

A través de una serie de mapas en los que se detallan, cuadra por cuadra, los destrozos causados por el huracán categoría 5 “Otis”, las imágenes muestran que inundó calles, arrancó techos de casas y hoteles, sumergió automóviles y cortó las comunicaciones, carreteras y accesos aéreos, dejando un rastro de escombros en Acapulco, en esta ciudad de casi 900 mil habitantes.

El Informe del Servicio de Manejo de Emergencias, CEMS, por sus siglas en inglés, de Copernicus, se detalla que el ciclón afectó directamente a 580 mil habitantes del municipio. Detectándose que, en la zona costera, lo que destrozó a su paso el huracán fueron 494 hectáreas del Aeropuerto y 8 puentes y pasos elevados. La zona costera analizada abarca desde el aeropuerto hasta la playa Barra de Coyuca.

Pero no fue lo único que dañó y destrozó, dado que, derivado de los vientos máximos sostenidos de 270 kilómetros por hora, también mil 157 kilómetros de calles y caminos y 187 de carreteras primarias y secundarias, así como 98 kilómetros de líneas de electricidad y telefonía, fueron afectadas.

Y más allá de la costera se suman 7 mil 172 hectáreas de zonas habitadas del puerto, quedando mil 438 hectáreas totalmente destruidas.

Importante recordar que la zona metropolitana de Acapulco tiene una superficie de 172 mil 789 hectáreas, de las cuales están ocupadas 17,525, por lo que el huracán habría dañado 41 por ciento del suelo construido y destruido totalmente el 8 por ciento.

De igual manera, también sufrieron daños, 59 hectáreas de instalaciones deportivas y recreativas, así como 4 mil 964 hectáreas de bosques, 892 de humedales y 541 de tierra agrícola. Así como 892 hectáreas de Acapulco registraron inundaciones y 11 deslaves.

Hasta el momento se han contabilizado al menos 43 personas fallecidas. En tanto que, para el 26 de octubre del 2023, había 34 mil 522 familias evacuadas en 631 refugios temporales en toda el área afectada.

Llamando la atención que 20 reconocidas como tripulantes del reconocido yate de recreo “Aca Rey”, el cual se encontraba atracado en la Bahía de Santa Lucía, murieron dentro de la embarcación hundida por Otis. Al intentar combatir el huracán desde sus barcos, en las boyas amarrados. Únicamente 3 embarcaciones lo lograron, tres de 800 embarcaciones, informó Alejandro Martínez Sidney, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servitur).

Y como siempre en estas tragedias, se suma el sufrimiento de los familiares para recuperar a sus fallecidos, y el domingo 29 de octubre del 2023, retiraban los cuerpos de sus familiares del Servicio Médico Forense, desesperados por la falta de dinero y el no poder contar con una carroza fúnebre, llevó a personas a llevarse a sus familiares en taxi o en carretillas.

Enorme tristeza provoca estimados lectores lo que están pasando y sufriendo los habitantes de Acapulco ante la insensibilidad de López y sus funcionarios tanto federales como estatales. Y sin tener la más mínima idea de la magnitud de la tragedia y sus destrozos, afirme López “¿Qué no vamos a poder levantar Acapulco en muy poco tiempo? ¡Claro! ‘me canso ganso”.

En tanto Francisco Solares, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción anticipe que reconstruir Acapulco llevará no menos de cinco años. Dados los daños que se han observado y de los cuales todavía no se puede hacer un recuento preciso, es el cálculo que se hace

Además, se suma otro de retos para poder concretar la reconstrucción en Acapulco, la escasez de trabajadores en el sector de la construcción que hay actualmente en el País.

De igual manera Pedro Azcué, Ceo de JLL México, señaló que de acuerdo al grado de devastación que causó el huracán “Otis”, será una reconstrucción de años, en medio de falta de mano de obra y de personal calificado como grandes obstáculos, porque localmente no hay las suficientes cuadrillas de trabajadores para arreglar tanto problema, razón por la cual se tendrá que traer mano de obra de otros lugares. Y lamentablemente, el turismo no va a regresar hasta que haya una normalización de actividades.

En esta gran tragedia será determinante para salir adelante Acapulco, los apoyos que brinde el Gobierno para atender estos problemas. Porque se estima que el gasto de reparación de algunos inmuebles podría ser de entre 8 y 10 mil pesos por metro cuadrado.

Importante destacar que la gran mayoría de los inmuebles en Acapulco no estaban pensados, ni diseñados ni preparados para aguantar un huracán de categoría 5.

Esto tendrán que tomarlo en cuenta para evitar nuevas tragedias, ya que están expuestos a que lleguen otros huracanes de igual magnitud.

Mientras los habitantes de Acapulco, los empresarios enfrentan esta tragedia y buscan como levantarse y salir adelante López sigue con sus Ocurrencias en vez de mostrar un gobierno preparado y con decisión para atender el problema y brindar todo el apoyo necesario.

Y recordar lo que dijo López torpemente cuando la pandemia de Covid-19, que le había caído como anillo al dedo. Y la explotó y usó en su beneficio. Por ello pregunto, ante esta tragedia de Acapulco ¿también le cayó como anillo al dedo, o al revés, como dedo en el anillo?

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario