sábado, septiembre 21, 2019



Muy difícil manipular datos con Ley de Archivos de CDMX

septiembre 10, 2019
115 Views

 

  • Sin embargo, no es una legislación infalible 
  • Presenta Morena iniciativa en Congreso local para abrogar anterior reglamentación

 

Por Guillermo Pimentel Balderas

En rueda de prensa improvisada en la Sala de Prensa del Congreso local, el diputado Carlos Alonso Castillo Pérez, integrante del Grupo Parlamentario de Morena, acompañado de académicos de la UNAM, dio a conocer la iniciativa con proyecto de decreto mediante la cual se abroga la Ley de Archivos del Distrito Federal y se expide la Ley de Archivos de la Ciudad de México, la cual resulta necesario para hablar de la transparencia y de la rendición de cuentas.

El legislador morenista expuso que mucho se ha escrito desde 2002 sobre los archivos y la transparencia. Sin embargo, resulta necesario para la Ley de Archivos de la Ciudad de México, hablar de la transparencia, de la rendición de cuentas y de los archivos como pilares de esos temas de tanta urgencia para nuestro país y muy específicamente para nuestra Ciudad. 

Explicó que los archivos, vistos tradicionalmente bajo una doble acepción, como coadyuvantes de la administración y como resguardo de la memoria histórica, han contribuido de manera fundamental al desarrollo social en sus diversos momentos.

“Más reciente es la visión, que se hace ahora de manera constante, sobre lo que se ha dado en llamar la vocación democrática de los archivos, misma que ha servido para su posicionamiento en la actualidad, al grado de no concebirse un régimen democrático sin una concepción adecuada de los mismos”, dijo.

Además, remarcó que los archivos y por tanto la archivística como su ciencia, que aporta la organización de sus fondos y la utilización de estos por parte de la ciudadanía, coadyuvan en la búsqueda de formas más democráticas de ejercer la ciudadanía.

Entrevista

Luego, en entrevista con este reportero, el diputado Carlos Alonso Castillo Pérez, con relación a los recientes hechos en el sentido de la acusación al gobierno de Miguel Ángel Mancera de “manipular” cifras delictivas al menos en los dos últimos años de su mandato, a pregunta de que si hay peligro de que se pueda manipular la información de datos, a pesar de la implementación de esta Ley de Archivo General, el legislador apreció: “Para hacer trampa cualquiera le encuentra la vuelta a la Ley… no es una ley que genera un sistema infalible de archivos, pero si avanza en el fortalecimiento de la no manipulación de la información, ¿en qué sentido? En que está obligando a todos los sujetos obligados de la ciudad a digitalizar los documentos”.

Entonces, puntualizó que si cada ente emite una documentación y esta se digitaliza es más difícil manipularla porque ya va a entrar un sistema de digitalización de la información general de la ciudad, donde subirlo a esa “nube”, como le llaman los especialistas, ya no se va a poder bajar para poder modificar esa documentación. 

“Se fortalece –precisó-, y quien quiera hacer trampa le va a encontrar siempre la vuelta a la ley y vamos, en su momento si sucediese, vamos a tener que encontrar una nueva forma de proteger, pero por ahorita va a ser un canal de protección muy importante”.

O sea, refirió que, “el jaqueo va ser muy complicado… no hay imposible en esta vida, pero seguro va a ser muy complicado”.

Consideró que Ley de Archivos de la Ciudad de México debe considerar a los archivos no solo como una herramienta, un servicio, como memoria que definitivamente puede constituirse como tal, sino como un saber válido en sí mismo, como una aportación al conocimiento social a través de los documentos que la misma produce en su desarrollo cotidiano. “Los archivos por los archivos y desde la perspectiva de su ciencia, la archivística”, remarcó.

Cabe señalar que los documentos de archivo nacen como documentos administrativos, para gestionar, solucionar, tramitar cuestiones inmediatas de la administración de las instituciones aunque esto no es privativo de ellas ya que los documentos de archivo pueden tener una connotación particular, personal, formándose así los archivos personales o de particulares -como los conocemos- y que han cobrado tal interés que son objeto de la legislación que se propone y a partir de la importancia que les otorga la Ley General de Archivos y por supuesto de la relevancia que pueden adquirir para el conocimiento histórico, social, cultural, científico o técnico de nuestra sociedad.

El archivo, se ha dicho en muchas ocasiones, es el sustento de la historia, es la forma eficaz no solo de comprobación de los sucesos investigados por el historiador, sino que al ser en un principio el sustento mismo de la administración, esa cualidad innata de los documentos de archivo, permite una posterior certeza acerca del pasado institucional en tanto su acumulación es producto de una serie de naturales relaciones que en conjunto conforman el archivo y dan testimonio de ese acontecer diario que al paso del tiempo habrá de ser historia.

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad