domingo, junio 7, 2020



Todos son corruptos

Nuevamente todos son corruptos en la política mexicana. 

No hay un solo gobernante que se libre de acusaciones sobre mal uso de los recursos públicos, de relaciones con el narcotráfico o de familias “incómodas” que se aprovechan del poder. 

La semana pasó con el temor por el periodo de mayor contagio del coronavirus que nos viene y por señalamientos de corrupción en el gobierno de López Obrador y en el del ex Presidente Felipe Calderón. 

Pero como siempre, todo se queda en la acusación mediática. Nunca se va más allá. 

La corrupción en México se debate en las redes sociales. Jamás dando la cara. Jamás en los ministerios públicos. 

Acusarte de corrupto es el deporte entre los políticos. Lo hacen siempre. Sin embargo devaluán el concepto. Saben que es un argumento para dañar la imagen pero nunca para investigar. 

Ahora, en la vitrina de lo más detestable del país aparece el hijo de Manuel Bartlett, Director de la Comisión Federal de Elecrtricidad, quién vendió ventiladores para pacientes del Covid- 19, veinte veces más su valor en el mercado. 

El señalamiento quedó en los medios, en las redes sociales pero jamás en la Contraloría o en un ministerio público. 

El apellido Bartlett sigue llenando páginas en la historia mexicana con anécdotas oscuras. Su impunidad siempre ha sido avalada por los Presidentes que lo han acompañado en más de 50 años, y AMLO es ahora su nuevo protector. 

Quién no sale de los señalamientos es Felipe Calderón. Convertido en un oponente artificial por el mismo sistema de Morena, se le involucra con Genaro García Luna y sus relaciones con el narco. 

Hoy sabemos que ser Presidente es vivir cerca de quienes son los reyes de las drogas, uno, por tener colaboradores tan cercanos al crimen y otro, por bajarse en plena gira a saludar de mano a la mamá del narcotraficante más famoso de la historia moderna de México. 

Pero más allá de los señalamientos y ataques entre políticos, la corrupción es un mal que siempre acompañará a la clase gobernante por más chivos expiatorios que se tenga. 

Lozoya, Rosario Robles o Genaro García Luna son sólo corderos echados a la lumbre para salvar la manada. 

En México acusa, que no pasa nada. 

@agsarubbi

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad