miércoles, 21 de febrero de 2024.

Tal vez no es amor, solo baja autoestima

lunes, 9 de julio de 2018
826 Vistas
Sin categoría

Cuando lo que predomina es la ansiedad, la sumisión o la inseguridad del amor del otro, quizá ya no se está en una relación por amor, sino por la necesidad de que alguien nos haga sentir importantes, valorados y amados.

En la infancia nuestros padres son un espejo de quiénes somos. Y así como podemos desarrollar buen autoestima, también podemos desarrollar la baja. Y nos percibimos como personas dignas de ser amadas por quienes somos, o indignos de que nos amen “nadie puede amar a alguien como yo”

¿Cómo se disfraza la baja autoestima de amor?
Básicamente crees que si no te quejas y aguantas, eres complaciente y hasta sumiso, tu pareja te querrá más. Juras que siendo calladito, aguantador y hasta servicial, te querrán. No mucho, pero te querrán…

Un estudio realizado en el 2015 por la doctora Megan McCarthy, en la Universidad de Waterloo, dice que cuando se está en una relación romántica y con baja autoestima pasan cosas como callar necesidades para no molestar a otro, fingir que se está de acuerdo, chantaje emocional y no tratan los problemas directamente.

Hay un tipo de autoestima que se llama “Autoestima contingente basada en las relaciones”. Depende de las reacciones positivas de las personas amadas para sentirse bien, esta ausencia de aprobaciones hace sentir a la persona poca valiosa. Por eso buscan constantemente refuerzo positivo acerca del amor que se les tiene.

El doctor David Sack, de la UCLA, señala que las personas que desarrollan esta autoestima contingente basada en las relaciones tienen problemas de autonomía, libertad, competencia, pertenencia y sentir que eres parte de algo.

Señales de que estás en una relación por baja autoestima:

  • Todo para ti tiene un doble significado e interpretas “señales” según tus temores.
  • Si le haces un café y no se lo acaba piensas que no le gustó.
  • Toda sugerencia la tomas como una crítica y las críticas como tragedias.
  • No eres feliz ni estás en paz.

Reconoce que amar no produce miedo ni ansiedad, pero una relación de pareja no es para llenar tus huecos emocionales, sino para compartir lo bien que te sientes siendo tú, con otra persona que haga lo mismo contigo.

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar