viernes, 27 de mayo de 2022.

Refinería dos Bocas, cambia a Olmeca

miércoles, 4 de mayo de 2022
161 Vistas

En una más de sus Ocurrencias, López decide cambiarle el nombre a su Refinería de Dos Bocas en Tabasco por el de Olmeca, que de todos modos llámese como se llame, está destinada al fracaso.

Y ante la terquedad de autoimponerse fechas para su inauguración, la refinería Olmeca se inaugurará acorde a lo que prometió López, el próximo 2 de julio del 2022, para festejar cuatro años de que ganó las elecciones, para mala fortuna de México y los que en él vivimos.

INAUGURACIÓN EL 2 DE JULIO

Con bombo y platillo como lo hicieron con el aeropuerto Felipe Ángeles, así inaugurarán el 2 de julio de este 2022, la Refinería Olmeca en Tabasco, porque si algo no cambian en esta 4-T, son las fechas de sus inauguraciones anunciadas.

La gran duda es ¿pasará lo mismo que con e AIFA, que se inauguró con gran fiesta, pero no opera como lo debiera hacer cualquier aeropuerto? Ya que una cosa es inaugurar y otra que funcionen y operen en su totalidad. En esa línea Rocío Nhale la encargada de este fallido proyecto, ha reconocido que los primeros productos de la refinería no estarán listos para el 2 de julio cuando se inaugure.

Acorde a lo que pasó en el AIFA, es importante señalar que la construcción requiere una especialidad y la operación otra totalmente distinta. Y en este caso, esta nefasta administración está apostando mucho con esta refinería, en la que no debemos dejar de lado sus costos totales. Dado que se reconoce que el precio tiene un sobre costo de 900 millones de dólares, sin mucha claridad del porqué, aunque el tamaño entre lo que prometieron al principio y lo que finalmente quedará, los números que se mencionan respecto al tamaño de la refinería no coinciden, porque se comentaba de una refinería con capacidad de 340 mil barriles diarios y ahora afirman que será de entre 120 y 160 mil. Lo cual ocasiona un tema de opacidad o falta de transparencia, entre que la inauguren y empiece a funcionar, para encontrar un punto de equilibrio con la realidad.

SE LES OLVIDO EL GASODUCTO

La justificación que dan de que los costos suban en 900 millones de dólares, radica en que se les olvido contemplar en el presupuesto, el gasoducto que abarca más de 60 kilómetros además de una planta eléctrica. Ambos los tendrán que construir a marchas forzadas. Lo cual ya eleva el costo de la refinería a 9,800 millones de dólares sino es que ya llegó a los 10 mil millones de dólares.

Y sin que conozcamos el verdadero costo, como ha sido en cuanto a la opacidad en todas las obras que en esta 4-T se han llevado a cabo, ya que en cuanto a esta refinería el precio que se aseguró costaría no era más de 8 mil millones de dólares, razón por la cual empresas que estaban interesadas en participar, al tener ese precio tope, decidieron no entrarle, porque sería imposible terminarla. Ese tope lo señaló López hace casi tres años, para ser exactos el 13 de mayo del 2019, al afirmar que hasta se podrá ahorrar parte del presupuesto. Acusando como siempre lo hace al señalar “Nuestros adversarios fueron a buscar a Moody’s para que opinara y ya declararon que va a costar más de lo estimado y esa fue la nota. Aprovecho para decir que la refinería va a salir en 8 mil millones de dólares y hasta podemos ahorrar” afirmo en su mañanera. Por eso decidió que Pemex la construiría.

Al respecto la Agencia Calificadora Moody´s había señalado que la construcción de esa obra costará entre 10 mil y 12 mil millones de dólares e implicaría un drenaje de recursos federales. Es decir, 50 por ciento más de lo previsto.

Finalmente, quien tuvo la razón fue Moody´s, dado que ya están sobre los 10 mil millones de dólares y aún no terminan. López exhibido nuevamente.

Se han escuchado comentarios de que el precio real ya está en los 12 mil millones de dólares y que podría finalmente llegar a los 14 mil millones de dólares, lo cual no sería nada raro. Obviamente, eso no lo informarán.

Y ante esta danza de los millones, López sigue con sus Ocurrencias, al no conectar su cerebro antes de hablar y expresar, que: refinar gasolina es como tener naranjas, las vendes y te regresan jugo de naranja. Refiriéndose a que tenemos petróleo y no refinamos la gasolina, sin razonar en la realidad, dado que el problema es que la gasolina que te regresan es más barata que el petróleo que se produce. Y bajo el razonamiento de López, el jugo de naranja del que habla, o sea las gasolinas, con su refinería, NO SABEMOS en cuanto tiempo la estarán refinando.

Y ojalá que no se le ocurra empezar a funcionar, cuando todavía está sin terminar y tienen personal en su construcción, porque vayan a ocasionar algún accidente.

Lo que puede suceder el próximo dos de julio del 2022, al inaugurar la refinería, será como acontecía anteriormente, cuando inauguraban un hospital presumiendo todos los equipos con que contaban, pero resultaba que no había luz y después de inaugurado, no podía funcionar. Así se vislumbra que pasará con la refinería.

Ejemplo claro, el AIFA, que se inauguró y opera en su más mínimo nivel con solamente seis vuelos al día. Lo cual significa que eso y nada es lo mismo.

La refinería Olmeca podrá ser inaugurada el 2 de julio, pero para que esté refinando las gasolinas que requerimos para ya no importarlas, podría tardarse entre dos y tres años.

Preocupa mucho que pretenden dejar de importar las gasolinas a Estados Unidos y que se produzca con el petróleo mexicano. Porque si México deja de vender su petróleo y lo refina, le pegará muy fuerte a los ingresos petroleros que son de alrededor del 15% del presupuesto federal del país. Y el no tener ya esos ingresos y además gastar mucho más en refinarlo que seguir importando las gasolinas, le puede salir contraproducente, e insisto que preocupa, porque eso es lo que López afirma que harán. Lo cual ocasionaría un muy grave problema de finanzas públicas.

Lo que no se si no han valorado, o no conocen, es que el petróleo mexicano, es un petróleo semipesado que es muy costoso refinarlo para producir gasolina, lo cual sería patético que no lo prevean, y peor aún, que lo sepan y aun así lleven a cabo su fatal Ocurrencia.

Finalmente, además de que está subiendo en sus costos, la opacidad en cuanto a sus gastos ha sido la constante sin que nadie les diga nada, envueltos en el sospechosismo de la corrupción, con contratos y manejo de recursos, que aunque se diga que oficialmente Pemex es quien la construye, la realidad es que Rocío Nhale, secretaría de energía es quien lo hace y por ello se le ha denunciado los grandes negocios que ella y su esposo están llevando a cabo, al grado de que están duplicando los costos reales.

Esta refinería hoy llamada Olmeca, quizás porque como a López le fascina el béisbol, le puso así por la liga Olmeca de béisbol, está destinada como sus otros proyectos insignia, al fracaso. Tiempo al tiempo.

 

 

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar