sábado, octubre 20, 2018



Redes sociales ¿Electoreras?

La elección en la que resultó ganador Barak Obama las redes sociales jugaron un papel fundamental, al grado que al ex presidente norteamericano lo llamaron el rey de las redes.

 

En todos los cursos de comunicación política se estudiaban sus estrategias y los asesores gringos vivieron su época de oro al dictar las leyes que dirigen esas plataformas digitales en tiempos electorales.

 

Pronto, todo el mundo adoptó a las redes como un mecanismo que permitían refrescar la democracia. Se definían como el canal de comunicación más efectivo, por encima de la radio y la televisión.

 

México no fue la excepción. En 2012 nuestro país entre en comicios presidenciales y las redes sociales se pusieron a la disposición de las campañas políticas. Nacieron los conceptos de Peñabots y pejezombis.

 

Facebook y twitter se convirtieron en arenas de pelea entre los diversos candidatos a la Presidencia de la República.

 

Hasta el lenguaje electoral cambió. Se habló de pautas en vez de acarreados, de videos cortos de 30 segundos en vez de largos mítines, de infografías en vez de pancartas. Las redes sociales se convertieron en un medio más íntimo entre los candidatos y los ciudadanos.

 

Aunque tuvo efectividad esta nueva tendencia, jamás se comprobó que un like se convirtiera en un voto, o un post en una propuesta de gobierno.

 

En este 2018 se llevarán a cabo nuevamente elecciones para renovar la Presidencia de México. Las redes sociales ya están pesando.

 

Si bien la ley electoral indica que las campañas empezarán hasta el mes de marzo, desde el pasado mes de noviembre ya hemos visto a los tres pre-candidatos de partidos activos, ejerciendo una campaña de facto.

 

A los millones de sptos de radio y televisión que les otorga el INE, los equipos de campaña de Anaya, Meade y Andrés Manuel han visto en las redes el espacio ideal para difundir su imagen.

 

Ahora es común –y hasta aburrido- abrir el twiter y encontrar videos de los candidatos deseando un gran año, o pistas de sus actividades del día. Lo único que no encontramos son respuestas a la ciudadanía.

 

Las principales redes se han convertido en canales de difusión institucional no de conversación. Hoy la pauta comercial que te ofrecen Facebook y twitter es la verdadera arma que tienen los candidatos para llegar a ti.

 

Así es que, si el dinero público se usaba para acarreados, hoy se usarán para pautas en redes sociales. Por lo pronto quienes nos gusta la interacción en redes tendremos que soportar las mejores caras de los candidatos y sus familias.

 

Por cierto, un dato revelador y espero que no de ideas. La red social más usada actualmente es WhatsApp. Según su reporte del 31 de diciembre pasado, este servicio de mensajería registró 75 mil millones de mensajes enviados, entre los cuales 13 mil millones fueron imágenes y 5 mil millones videos.

 

Tan sólo en México, WhatsApp alcanzó los 3 mil millones de mensajes, aunque advierto que esta empresa tiene reglas de envió masivo por si algún asesor ya estaba pensando en mandarnos las actividades de los políticos.

 

@agsarubbi

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad