miércoles, 17 de julio de 2024.

Ramón Diablo Montoya, la leyenda infernal se despide

27 de enero de 2018
527 Vistas
Sin categoría

El Diablo, como fue conocido desde sus primeros años de vida en Mexicali, su tierra natal y donde llegó a este mundo el 8 de diciembre de 1940, se convirtió en leyenda del cuadro escarlata y gracias a las brillantes temporadas que vivió en la Liga Mexicana de Beisbol, especialmente en las décadas de los 70, donde consiguió tres títulos (1973, 1974 y 1976), también lo hizo por primera vez en 1968, año marcado en la memoria colectiva de los mexicanos.

Su debut lo realizó en 1961 y su ilusión máxima era representar a México con la selección en competencias internacionales. Se retiró en 1976 como campeón y tuvo un fugaz regreso de cuatro juegos en 1983 a manera de homenaje.

Su único equipo durante toda su trayectoria fueron los Diablos Rojos, con quienes además de defender la pradera del centro en el desaparecido Parque del Seguro Social, tuvo la oportunidad de ser el manager de la onceava capitalina en 1991 y durante sus últimos años fue parte del staff de coaches de su amado equipo.

Don Ramón falleció este miércoles 23 de enero a causa de una parálisis intestinal que derivó en una perforación intestinal. Su funeral se llevó a cabo el día de ayer en una agencia funeraria de la Ciudad de México, acompañado por sus seres queridos, así como de jugadores y directivos de los Diablos Rojos.

NÚMERO

32 fue el dígito que portó con la novena escarlata y fue retirado por la misma.

15 temporadas fueron las que defendió la franela de los Diablos.

LO QUE DEBES SABER

Fue firmado por Kansas City, sin embargo fue cedido a los Diablos Rojos en 1961, donde jugó un año bajo el nombre de Rodolfo Montoya para no perder su calidad como jugador amateur. En 1962, se volvió profesional.

En 1964 tuvo la inquietud de probar suerte en Estados Unidos. Acudió a la Liga de Texas con el equipo de El Paso. Jugó 90 partidos y una lesión en la clavícula hizo que retornara a México.

Ingresó al Salón de la Fama del béisbol mexicano en 1990 y tres años después, ganó su único título como manager con los Venados de Mazatlán en la temporada 1992-93, al remontar la serie final por 1-3.

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario