jueves, 22 de febrero de 2024.

Por fin ganó

lunes, 2 de julio de 2018
551 Vistas
Sin categoría

En la mañana siguiente al primero de julio nos preguntamos si Andrés Manuel López Obrador ganó por su tenacidad, por sus propuestas o por un pueblo que escoge nuevamente cambiar el camino para poder salir de todos sus problemas.

Después de conocer ayer a las ocho de la noche las encuestas de salida de varios medios de comunicación, confirmamos que la campaña siempre estuvo definida. Desde su inicio, López Obrador mantuvo una diferencia de más de 15 puntos respecto al frentista Ricardo Anaya. La famosa frase de “este arroz ya se coció” fue el prólogo, pero también el epitafio de los comicios presidenciales del 2018.

México irá a un cambio de rumbo, cierra nuevamente la puerta del PRI y sus gobiernos que sólo dejaron al país con mas retos que alegrías.

Al igual que en año 2000, los mexicanos ponen sus esperanzas en un candidato de oposición. En aquella aventura, Vicente Fox dejó mucho que desear, López Obrador será una historia distinta.

El de Morena llega con más del 50 por ciento de los votosy seguramente contará con mayoría en el Congreso de la Unión, no tendrá pretexto para cumplir con sus promesas de cambio.

Sin embargo, el peligro está latente. Con todo el poder que dan las mayorías en el legislativo y los estados de la República, podemos caer nuevamente en una presidencia imperial, donde una sola persona decide todo.

Aunque en su primer discurso el ganador de las elecciones presidenciales garantizó las libertades más elementales y habló de un cambio profundo.

Pero más que manejar los entre fijos del poder, Andrés Manuel tendrá en sus decisiones la esperanza de un pueblo que ya no soporta las actuales circunstancias, una corrupción que es un cáncer en el corazón de nuestro país; una inseguridad que se ha convertido en las pesadillas de todos, la pobreza que es el alimento de cada día y una desesperanza que es lo que respiramos a cada segundo.

Con López Obrador comienza una nueva etapa en el país. Aún no sabemos si será un cambio rotundo o un reforzamiento del actual sistema político.

Lo que es un hecho es que México estará en una nueva etapa, de todos nosotros dependerá de que ahora si sea benéfica para el desarrollo de la nación.

Especial mención merece que los mexicanos salimos a las urnas en paz y con pleno respeto a la ley.

Cambiamos nuestra historia y todos debemos de estar sumamente orgullosos en la forma que lo hicimos, en las urnas.

@agsarubbi

 

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar