domingo, 14 de agosto de 2022.

Memelandia

lunes, 27 de noviembre de 2017
2.585 Vistas
Sin categoría

Hoy en día se dice que el juicio de las redes sociales es fatal, que una campaña sucia en internet no la aguanta nadie. Quizás tienen razón, pero poco a poco, los señalamientos en twitter o en Facebook se están convirtiendo en un espectáculo más que en una denuncia.

 

Nuestro país se ha destacado en los últimos años por un ingenio inigualable para criticar en redes sociales. Los memes han ubicado a los mexicanos como únicos en el mundo.

 

México tiene una larga tradición en la caricatura política. Durante periodos difíciles en la política, la caricatura ha servido para desahogar los movimientos de protesta en contra de gobernantes dictatoriales, en la época moderna muchas veces un periódico vale la pena por sus caricaturas.

 

El humor ha sido utilizado por los mexicanos para desquitar el coraje por los políticos abusivos que han gobernador este país.

 

Sin embargo, esa crítica en redes no ha servido para mucho, la denuncia se ha quedado en risas, y esas risas en impunidad para quien es señalado.

 

Pero es un desahogo dicen algunos. Sí, pero no nos sirve de nada y los memes, que tanta fama nos han dado, se han convertido en un espectáculo.

 

En México las redes sociales no buscan unir a quienes estamos hartos de las injusticias y los abusos, solamente nos han permitido ser espectadores del humor político.

 

Y la clase política lo sabe. Muchos consultores políticos recomiendan aguantar la andanada de memes que pueden surgir en una crisis, total –dicen- en unos minutos saldrá un meme mejor de alguno otro tema y todos se quedará en unas risas.

 

Las redes pues no buscan críticos sino espectadores. Los memes buscan las risas más que señalar.

 

Estamos en el umbral de la campaña presidencial de 2018, en todos los partidos políticos ya se asuman los personajes que serán los actores principales de una elección que será muy difícil, y no por su competencia sino por el desánimo de la gente hacia la política.

 

Por eso es previsible que la expresión ciudadana se consolide en memes. Aquí le pregunto ¿quién será el rey del meme en las campañas electorales? Usted tiene la palabra, ya conoce a los futuros candidatos.

 

Ojalá nos divirtamos y esperemos que el meme se quede en unas risas y los votos en la razón, hay que recordar que nuestra decisión repercutirá en los próximo seis años.

 

Pasemos del tuit o el post en Facebook a un voto razonado.

@agsarubbi

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar