domingo, 23 de enero de 2022.

La actividad económica no despega

miércoles, 27 de octubre de 2021
180 Vistas

Mientras López no se cansa de afirmar y afirmar que vamos bien, que vamos saliendo, desafortunadamente los otros datos, los reales, los verdaderos, indican que no es así, dado que la economía del país, en agosto tuvo su mayor caída en 15 meses, por la tercera ola de Covid que se registró en esos meses, sumándole los cambios en subcontratación y afectando el sector servicios.

Esta cruda realidad la conocemos a través del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) ya que disminuyó 1.6 por ciento en agosto del 2021 respecto a julio pasado, cuando aumentó 0.1 por ciento, con cifras desestacionalizadas, siendo como se comentó, desde mayo del 2020, su peor caída en los últimos 15 meses, afectando la recuperación que apenas reiniciaba en los últimos meses tras el impacto de la pandemia de Covid-19.

Asimismo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que esta caída contrasta con el avance de 0.2 por ciento que calculaban se tuviera, por analistas para agosto pasado, siendo el resultado de la contracción de las actividades de servicios, que se conocen como terciarias en 2.5 por ciento y de las agropecuarias, conocidas como Primarias, en 2.4 por ciento respecto al mes previo.

Por otra parte, las Secundarias, que se refieren a las industrias, aumentaron 0.4 por ciento en agosto del 2021 en comparación a julio, pero no fue suficiente para compensar la caída de las otras dos actividades.

El INEGI informó que el IGAE tuvo un avance real de 3.8 por ciento en agosto del 2021, respecto al mismo mes del 2020, su sexto incremento anual de forma consecutiva, pero el más bajo desde marzo pasado.

Los datos del IGAE fueron por debajo de lo el INEGI había previsto a través del Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) difundido la semana pasada, porque en agosto del 2021 estimaba un nulo avance (0.0 por ciento) respecto a julio, y un crecimiento de 6.2 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

EL EMPLEO SE REDUCE

El empleo también resultó afectado y de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, da a conocer que en septiembre se presentó una contracción de la población ocupada, al reducirse en 544 mil personas.

Reportándose en septiembre una caída en el número de ocupados en México, por segundo mes consecutivo, debido a la aceleración de los casos de COVID-19, afectando a empresas del sector servicios y a la actividad informal. La información del ENOE, muestra que los trabajadores disminuyeron en 544 mil 350 en el noveno mes, a 55 millones 117 mil, de los 55 millones 661 mil que había en agosto. Perdiéndose más puestos de trabajo informales, 405 mil, y de formales 139 mil.

Desafortunadamente López y su nefasta 4-T no quieren aceptar la tercera ola de Covid, ha causado severos problemas al mercado laboral y obviamente a la economía del país, aumentando en los meses recientes. Ello porque se han presentado más contagios derivado de las nuevas variantes de coronavirus, lo cual obligó a reforzar las medidas de distanciamiento, así como restricciones en los establecimientos comerciales

También en cuanto a quienes laboran en restaurantes y servicios de alojamiento, disminuyeron en 382 mil 810. En comercio 358 mil, servicios diversos 105 mil, servicios profesionales 71 mil.

En contraste, en la industria se crearon 223.4 mil empleos, la mayoría en manufacturas con 178 mil 90.

Julio Santaella, Presidente del INEGI señaló que con la disminución de 1.6 por ciento del IGAE en agosto del 2021, su segunda disminución en tres meses, se exhibe una incipiente tendencia decreciente que lo aleja de su nivel pre pandemia, ya que quedó 4.5 por ciento por debajo del nivel registrado en enero del 2020. Agregando que la actividad se vio doblemente afectada en agosto. Primero, por el pico de las infecciones alcanzadas en la cuarta semana del mes. Segundo, por el agravamiento de la escasez de semiconductores para la industria automotriz y electrónica.

Cruda realidad estimados lectores de cómo está la economía de México, que no es nada bien. Claro en gran parte se ha debido a la pandemia con sus olas aumentando el número de infectados y las medidas que se deben tomar.

Pero no podemos dejar de lado que esta administración no ha sido la que mejor ha enfrentado esta pandemia y, antes, al contrario, ha dejado mucho que desear y esa falta de protocolos, de concientizar a los mexicanos delo grave y peligrosa que es, así como de lo importante que es el usar el tapabocas como labor preventiva. Han sido muy flexibles en ese sentido, al grado que muchísimas personas simplemente no lo usan, salen a la calle exponiéndose y tampoco respetan la sana distancia.

Las consecuencias de no respetar los protocolos, insisto, ha sido una más de las causas de que esta pandemia siga casi sin control. Y qué decir de ese juego macabro del semáforo, ya que de lo que este gobierno anunció en un principio de que se haría y como estarán las actividades de acuerdo al color, lo fueron haciendo cada vez más flexible, motivando que a la gente les valiera un cacahuate partido por la mitad llevarlas a cabo y menos respetarlas.

Los resultados ya están presentes, la economía no puede avanzar y la recuperación será cada día más lenta con severas repercusiones sobre todo en los bolsillos de los mexicanos, que cada día sufren más el no tener lo necesario ni siquiera para comer, y que decir para pagar renta, medicinas, ropa, transporte. Sobre todo, a los miles o millones que se han quedado sin trabajo.

Pero mientras López sigue afirmando que vamos bien. ¿Usted que piensa estimado lector?

 

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar