miércoles, 29 de noviembre de 2023.

Grave ocurrencia de López acabar con el Fondem

miércoles, 23 de agosto de 2023
232 Vistas

Una más de las patéticas Ocurrencias que ha tenido López en su nefasta 4-T ha sido sin duda la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), para suplirlo por mecanismos que resultan insuficientes, además de escasos recursos para aplicarlos. Pero eso es lo que menos les importa a quienes siguen acabando con todo lo que ya existía y llevando al país al atraso, poniendo en enorme riesgo la vida de millones de mexicanos.

FONDEN

El fideicomiso del Fonden se creó por pate del Gobierno mexicano en 1996 con el objetivo de asignar recursos que eran el 0.4 por ciento del presupuesto federal anual, preventivos en dicho ámbito, y mientras existió, pudo evitarse la problemática gubernamental de tener que reorientar recursos públicos asignados a otros fines con el propósito de atender este tipo de fenómenos naturales.

En México desde que se conoció la tonta Ocurrencia de que desaparecerían el Fonden, hubo no solamente críticas, sino severas advertencias, de que llevarlo a cabo traería no solamente graves problemas para atender los desastres naturales, sino poner en alto riesgo sus bienes, la salud y la vida de quienes resultaran afectados.

Pero López y sus “cuatreros” nada prestaron de atención y menos hicieron caso de lo que ocasionarán con llevarlo a cabo.

ONU CUESTIONA DESAPARICIÓN DE FONDEN

Al llevarse a cabo esta Ocurrencia de López, las Naciones Unidas (ONU) a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentó un Informe titulado, “El Sistema de Seguros y el Financiamiento de Riesgos en México: Retos y Oportunidades para la Inclusión Financiera y el Desarrollo Sostenible”, publicado en este 2023, en el que señala que con la extinción del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), el Gobierno de México vio disminuida su capacidad financiera para atender los impactos de este tipo de fenómenos, además de que perdió un mecanismo que tenía procedimientos “transparentes”, y que brindaba “certeza” sobre la disponibilidad de recursos con ese objetivo específico.

Siendo su análisis totalmente contrario a lo que para variar López se la ha pasado afirmando, respecto a que la extinción del Fonden no ha traído ninguna afectación para el Gobierno de México. En tanto en el informe del PNUD se asegura que esa determinación sí repercutió de forma negativa en las capacidades de las autoridades para responder ante un desastre natural.

Y para saber quién tiene la razón, bastan solamente dos preguntas; ¿qué pasó luego de la desaparición del Fonden? ¿Se mantuvo el apoyo hacia la población? Y la contundente respuesta es NO❌

En esa línea, México evalúa señaló en un twitter el 11 de abril del 2023, en el que menciona que en 2022 el gasto en reconstrucción de infraestructura fue de sólo 3.1 mmdp, 87%, 21 mmdp menor al promedio de 2013 a 2018, cuando existía el Fonden.

De igual manera en el Informe referido de la ONU se destaca que respecto a las limitaciones del sector público, en cuanto al financiamiento de riesgos, existen tanto en el ámbito federal como en el sub nacional. En el federal, la desaparición del Fonden ha sido una limitación importante, dado que, actualmente no existe como tal un programa presupuestario que asigne recursos preventivos para la atención de desastres de cualquier tipo.

Agregando que sin la bolsa presupuestal que representaba el Fonden, lista para utilizarse ante la llegada de un desastre natural, el Gobierno de México se quedó sin algún mecanismo que le provea de recursos suficientes y de forma expedita para reaccionar adecuadamente en una situación de esa índole.

Es por ello que en el caso de ocurrir un siniestro que conlleve un riesgo en la alimentación, pérdidas económicas de la población, de la industria, de los empleos, de la salud, o que implique requerir apoyos para la reconstrucción, la remoción de escombros, la aplicación de protocolos sanitarios, el traslado y destino final de todos los desechos, así como la rehabilitación de las vías de comunicación y las obras requeridas para retomar la normalidad, los mecanismos actuales como seguro de daños, bonos catastróficos y programa de Agroasemex, son insuficientes, ya que asignan recursos extraordinarios para la atención de desastres, y el recurso se considera escaso para atender las consecuencias de los desastres naturales.

Asimismo, los sistemas actuales, a diferencia de los anteriores, no brindan claridad del mecanismo de operación y el alcance de sus coberturas hacia las personas en caso de siniestro.

En su informe, el PNUD señala varios aspectos del Fonden, asegurando que resultaban positivos para México ante el reto que representan los desastres naturales; por ejemplo, el hecho de que daba certeza en todos los niveles de gobierno sobre la disponibilidad de recursos para dichos fines.

Y son totalmente contrarios a los argumentos que usó López para desaparecerlo, al afirmar que era utilizado para cometer actos de corrupción.

Desde el púlpito de su mañanera, el 7 de octubre de 2020, poco antes de que se concretara la extinción del Fonden, López afirmó: “¿Por qué vamos a desaparecer el Fonden? Porque hay elementos suficientes para sostener que era una especie de caja chica, bueno, ni tan chica, para funcionarios que compraban de todo aprovechando que había una emergencia sin licitar. Miles de millones de pesos en catres, en láminas de zinc, en todo, a precios elevadísimos. Hay gente que vivía de venderle a Gobernación, de venderle al Fonden, que hacía jugosos negocios” Lo cual como siempre que denuncia o acusa, NO LO PROBÓ NI DEMOSTRÓ.

Por su parte la ONU destaca que: “Con procedimientos de actuación claros y transparentes, sentó las bases para el desarrollo de una cultura de administración y, sobre todo, de financiamiento público de los riesgos, y evolucionó hacia un sistema de protección integral. No obstante, el 27 de julio de 2021, se abrogó la norma que dio origen a la creación del Fonden como fideicomiso público”.

Presentando argumentos como que desde 1980, ha habido 20 desastres naturales de gran magnitud en México, que tuvieron en promedio 443.2 decesos anuales de 1980 a 1999, y 190 decesos anuales de 2000 a 2018, así como pérdidas económicas por 455.3 millones de dólares de 1980 a 1999, y 2 mil 357 millones de dólares de 2000 a 2018.

En esa línea, el Fonden acumulaba decenas de miles de millones de pesos que estaban a disposición de las autoridades, considerando que México es un país expuesto y vulnerable al cambio climático; pese a ello, en el segundo semestre de 2021 el Gobierno federal decidió extinguir el Fonden y así desapareció este instrumento financiero. Los fondos de dicho instrumento, 26 mil 519 millones de pesos, fueron regresados a la SHCP en agosto de ese mismo año.

La gran duda es, ¿a dónde fueron a dar esos millones y millones del Fonden? ¿A qué caja chica fueron a parar?

Finalmente desaparecieron al Fonden y como ya lo señalé, sin importarles exponer a millones de mexicanos a perder sus bienes, y hasta su vida. Esa es la verdadera 4-t que siguen apoyando los ilusos que les creen que hay una transformación en el país. Sin darse cuenta que lo que hacen es exponer y jugar con sus vidas. ¿Para eso los siguen apoyando?

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar