sábado, diciembre 16, 2017
Última Hora
Hackean sitio web del América (diciembre 16, 2017 11:10 am)
Pacquiao podría pelear en la Ciudad de México (diciembre 16, 2017 11:08 am)
Inicia el programa apoyo al pasajero en el AICM (diciembre 16, 2017 11:02 am)

Cargada al estilo viejo PRI

noviembre 30, 2017
19 Views

Crónica de un regreso al pasado, bien puede titularse lo acontecido el lunes en la Residencia Oficial de Los Pinos, en donde se llevó a cabo el destape del próximo candidato a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para las elecciones del 1 de julio del 2018.

Si bien oficialmente fue un evento en el que el Presidente de la República le aceptó la renuncia como Secretario de Hacienda a José Antonio Meade Kuribreña, nombrando en su lugar a quien era el Director General de Pemex, José Antonio González Anaya, que a su vez fue reemplazado por Carlos Treviño Medina, lo que aconteció después de esa ceremonia, dejó muy claro que José Antonio Meade será el candidato presidencial.

Importante es analizar como acontecieron los hechos ese día y que ante lo que días previos sucedió en un evento en la Cancillería, donde Luis Videgaray vertió excesivamente elogios hacia José Antonio Meade, estaba más que cantado lo que sucedería este lunes 27 de noviembre.

Si no se hubiese tratado de la renuncia del titular de Hacienda, nada excepcional habría pasado, pero al conocerse vía redes sociales que renunciaría, sólo había dos opciones, que renunciara para irse al Banco de México, o para ser candidato a la Presidencia, que fue finalmente lo que aconteció.

Asimismo, que asistiera la esposa de José Antonio Meade a la ceremonia en la que renunciaría a su cargo, tampoco es algo normal. Si acaso estuviera presente cuando van a nombrarlo para un cargo sería lógico, pero no a renunciar. Aunque en este caso se presentaron ambos temas, su renuncia como titular de Hacienda y su destape para ser candidato presidencial.

De igual manera, lo que siguió posterior a su renuncia, no podemos considerarlo “casualidad”, sino CAUSALIDAD, dado que si se pretende hacer ver que así como si nada, saliendo de Los Pinos José Antonio Meade “casualmente” fuera a reunirse con los tres sectores del PRI, primero en la CTM con el sector obrero, después en la CNC, con el sector campesino y finalmente en la CNOP, con el sector popular y estuviesen ahí reunidos esperándolo contingentes de cada sector en un día laborable, e inclusive ex líderes como en el caso del sector campesino Beatriz Paredes, Augusto Gómez Villanueva, Héctor Hugo Olivares, obviamente no fue “casualidad”.

Y posterior a su renuncia en un evento en Palacio Nacional, José Antonio Meade externó: “Voy a solicitar mi registro como precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional. Lo hago tras 20 años de servir a mi país de manera ininterrumpida con integridad y honradez”.

En el mismo tenor, posteriormente, ante cada uno de los tres sectores del PRI con los que se reunió, les pidió que lo acompañen “en esta aventura”. Ante lo cual los tres sectores le dieron su apoyo “incondicionalmente”.

De esta manera “casual” el próximo fin de semana José Antonio Meade se registrara como aspirante a la candidatura del PRI, partido del que no es miembro, pero con los cambios a sus estatutos que este partido llevó a cabo, quienes no sean militantes pueden postularse para competir por la candidatura. Estableciéndose que las precampañas de quienes pretendan ser candidatos, iniciaran el 14 de diciembre, finalizando en febrero del 2018.

José Antonio Meade se convertirá “casualmente” después de ese reciente cambio de estatutos o “candados” como también se les llamaba, en el primer candidato “externo” que tendrá el PRI.

Necesario destacar lo que afirmo Meade y que en ello fundamente su interés de ser candidato presidencial que “hará que México sea una potencia”. Agregando, “un país en donde las familias tengan siempre comida en la mesa, seguridad en las calles, techo, salud y educación de calidad”.

Preocupante es que si eso es lo que ofrece Meade si llega a ganar las elecciones presidenciales, quiere decir que México no es una potencia y carece de todos los conceptos que menciona. De ser así, que triste realidad la de nuestro querido México.

Muy importante y determinante es que quien desee estar al frente y dirigir el destino de este país y los que en el vivimos, tenga la preparación, el conocimiento y la experiencia que ello requiere. Dejando claro que no existen los todologos, porque para ello se cuenta con un gabinete que debe obligadamente tener los conocimientos y experiencia para el cargo que les designen.

Y si bien de José Antonio Meade se le alaba y reconoce su preparación así como que ha sido titular en las Secretarías de Energía, Hacienda dos ocasiones, Sedesol y en la Cancillería, no deja de surgir la duda de ¿porqué no permaneció en alguna de ellas el sexenio en que las ocupó si lo habían nombrado supuestamente por tener conocimiento y experiencia para ello? ¿Qué motivó que en dos administraciones ocupara cargos diferentes y en áreas tan distintas?

Sólo espero que no llegara a aprender, como lo mencionó Luis Videgaray cuando fue designado Canciller, y que no fuera también “casualidad” que viniera de Hacienda.

Tiempo al tiempo estimado lector

carlosaguila_franco@hotmail.com

@CarlosAguilaFra

 

Leave A Comment

Accesibilidad