martes, agosto 21, 2018



¡14 partidos han perdido su registro en los últimos 21 años!

julio 12, 2018
73 Views

Nuevamente como ha acontecido en los últimos 21 años, al concluir una elección federal, 14 partidos políticos han perdido su registro al no obtener el porcentaje requerido. Si bien anteriormente era el 2 por ciento de la votación, ese porcentaje cambió y actualmente se exige el 3 por ciento. Los resultados reflejan que existen crisis internas en los partidos políticos.

En ese tenor, al concluir los procesos electorales de este 2018, dos partidos se quedan sin registro, Nueva Alianza (PANAL) y Encuentro Social (PES).

En el caso del Partido Encuentro Social (PES) tal parece que no fue determinante que habiendo postulado al Peje López también como su candidato a la Presidencia, no le importó a la ciudadanía y solamente logró que el 2.7 por ciento de los electores votaron por el PES en la elección presidencial; 2.4 por ciento para diputados y 2.3 por ciento de senadores, no logrando llegar ni siquiera al 3 por ciento en ninguno de los comicios federales. Es decir, le acercaron votos al Peje para ganar, pero la ciudadanía no confío en ellos individualmente.

Respecto al Partido Nueva Alianza (PANAL) que fue en Coalición con el PRI, está en la misma situación, ya que en cuanto a votaciones, obtuvo solamente el 0.99 por ciento en las presidenciales; 2.4 por ciento en diputados y 2.3 por ciento a senadores. Por lo cual es el segundo partido que se quedará sin registro en esta elección 2018.

Sin dejar a un lado que partidos como el PRD, Verde Ecologista y Movimiento Ciudadano, no obtuvieron 3 por ciento en las presidenciales y lo que los salvó fue que si lo consiguieron en las votaciones para diputados y senadores, conservando con ello el registro.

En relación a PES y PANAL, el Instituto Nacional Electoral (INE) ya designó funcionarios que se encargaran de intervenir las cuentas y propiedades de estos partidos durante el proceso de liquidación, que iniciará en cuanto el Tribunal Electoral valide los resultados de los comicios.

Es de llamar la atención que aún perdiendo su registro el PES, el haber ido en coalición con Morena y el PT le llevó a obtener 55 diputados de mayoría relativa. A pesar de las críticas a Morena por esa alianza, derivado por las posturas del PES en relación a oponerse al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Importante destacar que por perder su registro el PES, sus diputados no podrán formar grupo parlamentario y deberán actuar como legisladores sin partido o integrarse a otra bancada. Obviamente eso lo negociaran para poder agenciarse recursos, dado que al no ser fracción oficial no reciben un peso extra. Lo más seguro es que se sumen a Morena o al PT, para que sus votos a la hora de aprobar o desaprobar iniciativas les sea útil.

Y qué decir del PANAL, le fue peor, ya que solamente obtuvo ¡ dos ! diputados de mayoría relativa. También no será grupo parlamentario y buscará que partido los pueda aceptar que se sumen a ellos.

Ante esta triste realidad, es importante señalar que antes de las elecciones del 2018, en los anteriores 18 años, 12 de partidos políticos perdieron su registro, al no conseguir el mínimo de votos requeridos establecido en la legislación en la materia para seguir siendo partido político.

Recordando que a partir de 1997 el porcentaje mínimo para conservar el registro y sus prerrogativas, se determinó en 2 por ciento, teniendo como consecuencia que partidos políticos con años siéndolo, perdieran su registro por la baja en su votación obtenida.

Así le sucedió al Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM), el partido integrado en su mayoría por militares retirados, quién con muchos años con registro, lo perdió. Sin olvidar que en 1988 tuvo su más alta votación, debido a que postuló como su candidato a la Presidencia de la República a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien a su vez encabezó el Frente Democrático Nacional. Importante acotar que el haber aceptado por parte de Cuauhtémoc Cárdenas esa candidatura siendo militante del PRI, le costó que lo expulsaran, al violar los estatutos priístas, que establecen que no se puede siendo militante, ser candidato de otro partido, y no la historia que ha contado siempre el Ingeniero Cárdenas de que lo expulsaron por exigir democracia.

Para las elecciones de 1997 perdieron el registro el Partido Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, (PFCRN) también conocido como el partido del ferrocarril, el Popular Socialista (PPS) y el Demócrata Mexicano (PDM) el del gallito, y desaparecieron como tales.

En la misma línea perdedora, los comicios presidenciales en el 2000, dejaron sin registro a los partidos del Centro Democrático, que tuvo como dueños a Manuel Camacho Solís, que fue obviamente candidato a la Presidencia y Marcelo Luis Ebrard que fue candidato a la jefatura de gobierno, declinando en plena campaña para apoyar al Peje López quien era candidato del PRD. En esta elección es donde el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) con Porfirio Muñoz Ledo como candidato presidencial pierde el registro y Democracia Social con su candidato presidencial Gilberto Rincón Gallardo, también desaparece, ambos no lograron obtener el 2% de los votos emitidos.

En las elecciones intermedias del 2003, siendo partidos de nueva creación el Partido de la Sociedad Nacionalista (PSN), Partido Alianza Social, (PAS) México Posible, Partido Liberal Mexicano y Fuerza Ciudadana, perdieron de inmediato su registro.

Para el 2006 el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, quién tuvo como candidata presidencial a Patricia Mercado, no logró el dos por ciento, siendo esa elección su debut y despedida como partido político.

Respecto de las elecciones intermedias del 2009, nuevamente otro partido de nueva creación, el Partido Socialdemócrata (PSD) desapareció, no obteniendo los votos mínimos para conservar el registro.

Las elecciones presidenciales de 2012, no dejaron partidos sin registro, quizás porque no hubo de nueva creación, que son los que principalmente lo perdían en su primera elección.

Un cambio se presentó para las elecciones del 2015, el Instituto Federal Electoral (IFE) cambia a Instituto Nacional Electoral (INE) modificándose la ley para conservar el registro, aumentando de dos a tres por ciento el mínimo de votos para conservarlo. Asimismo tres partidos nuevos obtuvieron su registro: Partido Humanista,( PH) Partido Encuentro Social (PES) y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Perdiendo otra vez en su primera elección su registro, el Partido Humanista, no logrando el 3.0% de la votación nacional.

Sin olvidar que el PT estuvo considerado que lo perdía, al obtener un millón 134,101 votos que representaban el 2.9915%; pero “algo sucedió” y finalmente logró conservar el registro para seguir haciendo negocios y viviendo del presupuesto.

Esta es la historia que nos debe llevar a reflexionar si en México realmente necesitamos tantos partidos políticos, a los cuales les dan su registro y muchos de ellos en su primera elección lo pierden por no contar con una verdadera representatividad nacional y no tener ni siquiera el porcentaje mínimo de votos que era del 2 por ciento y actualmente es del 3 por ciento. Además de los millones de pesos que se les dan mientras tienen registro. Vale la pena analizarlo.

carlosaguila_franco@hotmail.com

@CarlosAguilaFra

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad