sábado, junio 6, 2020



Urge atender el fenómeno migratorio con una política de Estado y presupuesto suficiente: diputada Vences Valencia

agosto 23, 2019
233 Views

La presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios, diputada Julieta Kristal Vences Valencia (Morena), urgió a la Secretaría de Gobernación y a la comisión especial en la materia, atender el fenómeno migratorio con una política de Estado y discutir ya, un presupuesto suficiente para considerarlo de forma integral.

 

Durante una reunión en el Palacio Legislativo de San Lázaro con la Coordinación Nacional de Oficinas Estatales de Atención al Migrante (Conofam), presidida por José Martín Carmona Flores, propuso definir acuerdos para ocuparse de los paisanos en retorno y, por ende, se les reconozca el derecho de la identidad.

 

“Es claro que tenemos una gran deuda con los mexicanos en el exterior que no se olvidan de sus raíces y sus remesas son motor del desarrollo de las comunidades”.

 

Además, se debe brindar seguridad a los inmigrantes que están en el país y que caen en manos de la delincuencia organizada, trata de personas y explotación, sobre todo porque ha aumentado el tránsito de menores no acompañados y de mujeres.

 

“Sin duda las adversidades son muchas en este tema; sin embargo, los diputados tenemos el compromiso de coadyuvar no sólo en la armonización del marco normativo sino en la elaboración de la estrategia migratoria y del presupuesto 2020”.

 

Vences Valencia reconoció la labor de las organizaciones públicas, de la sociedad civil y religiosas en los municipios y estados, que apoyan a los inmigrantes y coadyuvan a atender el flujo registrado en los últimos meses en el país.

 

Las propuestas de los representantes estatales de migrantes, “no se quedarán en el tintero. La opinión de la comisión respecto al presupuesto del año próximo, incluirá sus planteamientos y preocupaciones para buscar instancias públicas que solucionen de forma integral esta problemática”, garantizó.

 

Aseguró que la comisión es una aliada y no enemiga; solicitará ayuda a las instituciones correspondientes, a fin de terminar con la migración irregular y no con la que se dé por voluntad propia en busca de más desarrollo.

 

Vences Valencia repudió todo acto de violencia contra los connacionales y extranjeros. El mensaje xenófobo que se ha dado en los últimos meses, no puede ni debe seguir.

 

“Debemos buscar soluciones en conjunto, porque le guste o no a Donald Trump y a otros actores políticos, México y Estados Unidos estamos ligados, relacionados en la cultura, economía y el comercio. Sabemos que el mensaje de discriminación, odio y racismo le dio el triunfo en la elección pasada y por eso lo replica”, sostuvo.

 

El gobierno mexicano lo ha expresado: no podemos permitir que un solo actor político genere estas agresiones en Estados Unidos, porque muchos sectores aprecian y quieren a los mexicanos, saben la gran labor que hacen; si ese país es la gran nación que es, es también por nosotros y otros migrantes que han innovado, trabajado y hacen lo que los propios estadounidenses no han realizado.

 

Por el PES, el legislador Javier Castañeda Pomposo, secretario de la comisión, propuso definir un nuevo perfil migratorio de México, gestado en los 19 años del siglo XXI, basado en la inclusión social.

 

Dijo que el país no sólo será un lugar de tránsito sino de destino de inmigrantes de muchas nacionalidades, donde las brechas socioeconómicas con los vecinos de Centroamérica, el Caribe y Sudamérica se acrecentarán.

 

Del PAN, la diputada María Eugenia Espinosa Rivas, indicó que en el Congreso de Guanajuato presentó una iniciativa para que a los connacionales repatriados, al regresar a sus estados, se les otorgue un documento provisional de identidad para que gocen de todos sus derechos, con el objeto de que niños y jóvenes nacidos en Estados Unidos, de padres mexicanos, continúen sus estudios en el país, y sus progenitores logren instalar un negocio y autoemplearse.

 

La también secretaria de la instancia legislativa, se pronunció por reactivar el Fondo de Apoyo al Migrante (FAM) para que los estados puedan atender sus necesidades y se redireccionen los recursos destinados a apoyar a los inmigrantes centroamericanos.

 

El diputado de Morena, Óscar Rafael Novella Macías, secretario de la comisión, llamó a reconocer la contribución de los migrantes a la economía nacional, a través de las remesas que cada año envían. Es una de las fuentes más importantes para México, que de no llegar a muchos municipios y estados tendrían un mayor rezago.

 

Consideró indispensable una asignación presupuestal suficiente para el próximo año y atender a los paisanos repatriados. Planteó la necesidad de legislar para reconocer su identidad, así como restituir el fondo de ahorro a braceros que trabajaron en Estados Unidos a partir de 1942 y no han recibido su dinero.

 

José Martín Carmona Flores, titular de la Conofam, manifestó la preocupación de los connacionales en el exterior, porque las organizaciones laboran sin recursos desde diciembre del año pasado. Reconoció el trabajo de los diputados de la comisión, “hemos trabajado con ustedes, ni cómo reclamarles”, dijo.

 

Pidió que se les explique ¿qué está pasando con el plan estratégico para atender a las caravanas centroamericanas y el aumento del retorno de mexicanos deportados de Estados Unidos?, al considerar que las acciones para atender el fenómeno migratorio en México ha dado un giro de 180 grados, porque el gobierno federal apoya a los extranjeros, y las autoridades municipales y estatales a los paisanos que regresan.

 

Refirió el distanciamiento de la Conofam con las dependencias federales del sector, como el Instituto Nacional de Migración, la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Comisión Especial Migratoria, cuando todas las instancias deben trabajar conjuntamente por el bienestar de los inmigrantes, como objetivo fundamental. Solicitó que se defina la forma de sumar esfuerzos con el gobierno y la comisión del ramo.

 

Arturo Morales Gracia, asesor jurídico de la Conofam destacó que muchos mexicanos migrantes no están registrados en ningún censo, lo que debe evitarse al realizar el del próximo año. La Conofam trabaja con todas las instituciones públicas “sin colores partidistas” únicamente con el propósito de apoyar a los paisanos, pero deben designarse a los cónsules en Estados Unidos, porque las oficinas están cerradas desde hace siete u ocho meses.

 

De Guanajuato, Juan Hernández, secretario del Migrante y enlace internacional, urgió a revertir el recorte presupuestal para apoyar a más de 900 personas deportadas y más de mil que han regresado al estado, quienes solicitan recursos para crear microempresas, cuyo programa es exitoso, pero no hay recursos. “Necesitan que su México los reciba, nos sentimos muy solos en este proceso y sin presupuesto”.

 

Gerardo de Hoyos Vargas, director general de Vinculación y Atención a Connacionales en el Exterior en Coahuila, demandó restablecer el FAM porque faltan recursos e infraestructura para atender a los repatriados mexicanos, sobre todo menores no acompañados y unirnos a sus familias. Alertó de los riesgos de que sean reclutados por el crimen organizado al carecer de ayuda institucional para integrarse.

 

En representación de Hidalgo, Alma Lidia De la Vega Sánchez, subsecretaria de Desarrollo Social y Humano, comentó que a la entidad regresan cinco mil connacionales por año, y contar sólo con siete millones de pesos que aporta el gobierno estatal al FAM, únicamente permitiría beneficiar a 240 personas. Solicitó que en el próximo presupuesto se note que están preocupados por este sector. “Somos la décima región en intensidad migratoria, la cual percibe 50 millones de pesos al día por concepto de remesas”.

 

Luis Ernesto García Barrón, director general del Instituto de Atención y Protección al Migrante y sus Familias en Durango, indicó que está a favor de las acciones que apoyan a migrantes centroamericanos, pero pidió no olvidar al motor del país que no es petróleo ni el turismo, sino las remesas. “Los connacionales necesitan respuesta hoy”.

 

Por Tlaxcala, el titular de la Dirección de Atención a Migrantes (DAM), Salvador Cote Pascal, pidió a los legisladores que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) formule preguntas que permitan conocer la situación de los migrantes en el país, “se manejan muchas cifras, pero no se tiene una matrícula formal”, esto con el propósito de orientar políticas públicas estatales específicas.

 

El secretario del Zacatecano Migrante, Juan Estrada Hernández, agregó en la actualidad hay más connacionales que salen de Estados Unidos que los que entran; propuso que el gobierno federal capitalice las habilidades de los deportados, y coincidió en que el fondo de apoyo es insuficiente, toda vez que este sector es la base de la economía del país.

 

Rhaynel Gómez Domínguez, subcoordinador de Asuntos Internacionales en el estado de México, comentó que a los deportados de Estados Unidos se les niega el derecho a la educación por carecer de un acta de nacimiento o Curp. Demandó crear un protocolo general que atienda la educación, salud y empleo de los repatriados, porque carecen de todos los servicios. Propuso que los diputados construyan una ley de atención a migrantes en retorno.

 

María Yamili Casillas Valdivia, directora general de Atención a Migrantes en Nayarit, interrogó ¿cómo se reducirá la migración con un pago de 11 pesos por hora de trabajo, menos impuestos en México?, sin el apoyo de un gobierno para darles las herramientas a nuestros hermanos de cómo iniciar, integrarse, permanecer y no romper familias. Urgió también tener recursos suficientes para lograr un salario decoroso para que la gente no salga del país, cuando hay menos oportunidades.

 

De Puebla, Chistian Ayala Espinoza, director general del Instituto Poblano de Asistencia al Migrante, solicitó que la Conofam trabaje en coordinación con la Secretaria de Relaciones Exteriores, para apoyar la repatriación de paisanos fallecidos, trámite que tiene un valor de entre tres mil 500 y cuatro mil 500 dólares, porque la Cancillería no aporta nada para ayudar a la familia, la cual se deshace de sus bienes adquiridos en 20 o 30 años de trabajo. Indicó que la mayoría de los consulados en Estados Unidos están cerrados, y los que funcionan, lo hacen con burocracia.

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad