domingo, abril 5, 2020



Universidad del Bienestar, un fracaso más de la 4T

septiembre 11, 2019
1.504 Views

Como si fuese el jugar “Efecto dominó”, ese de las filas de fichas de dominó y luego empujando una tirarlas, así cada día está cayendo la TRANSA-FORMACIÓN de Cuarta, porque van de fracaso en fracaso por sus Ocurrencias, Caprichos y Reculando un día sí y otro también.

SU OCURRENCIA DE UNIVERSIDADES DEL BIENESTAR

De risa loca eso de anunciar crear 1001 Universidades. Para empezar ¿por qué 101? ¿Es un número cabalístico, o simple Ocurrencia? Conozcamos que ha sucedido. El 28 de mayo del 2019, nos enteramos que: Universidad para el Bienestar Benito Juárez propuesta por AMLO necesitará 1,000 millones de pesos anuales: Amlo El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer, que en la primera semana de junio, firmaría un decreto para crear un organismo descentralizado que se hará cargo de la construcción y operación de las 101 universidades. La construcción requerirá de 1,000 millones de pesos anuales. Y promete atender a 300,000 alumnos en seis años, en 36 carreras de desarrollo sustentable, energía, agroalimentación, patrimonio histórico, estudios sociales y salud. Los edificios serán construidos para clima seco, templado y tropical.

Amlo en otra más de sus Ocurrencias señaló: “Nosotros queremos que no se queden los jóvenes sin oportunidad de estudiar y de trabajar. Ese es un objetivo que tenemos. El propósito es que, en el sexenio se puedan atender en estas universidades cuando menos 300,000 alumnos. Es como si creáramos otra UNAM, que es más o menos el número de alumnos que tiene la UNAM, en los pueblos más pobres de México”.

Ese mismo día y por demás contradictorio con lo antes expuesto Amlo, señala que ya están abiertas, 83 de 100 universidades en zonas marginadas, criticando que cientos de aspirantes no logran ingresar a instituciones públicas de educación superior Con una matrícula de 7 mil 575 alumnos y 459 profesores en 83 universidades de 100 que se abrirán en todo el país, entró en operaciones el programa de universidades para jóvenes excluidos de la educación superior.

Importante estimados lectores checar números Amlo afirma que pueden atender cuando menos 300 mil alumnos, y en 83 que ya están abiertas hay 7,575, es decir que ¿en 5 años más sumará 276 mil para llegar a sus 300 mil?

Raquel Sosa, responsable de la estrategia para hacer llegar la Educación superior a las regiones más aisladas y empobrecidas del país, destacó que los estudiantes de estas universidades, reciben becas mensuales de 2 mil 400 pesos. Por entidad se abrirán una o más universidades, en poblaciones de 15 mil a 45 mil habitantes, lejos de las capitales estatales y en donde no haya o sea muy escasa la opción educativa. Se imparten carreras en áreas como desarrollo sustentable, energía, estudios sociales, agroalimentación y salud.

CRUDA REALIDAD, UN FRACASO MÁS

Pero para el 1 de junio de 2019 la realidad no es como la prometió y se comprometió Amlo: Universidades del Bienestar de AMLO dan clases en edificios prestados: Las escuelas, que igualarían a la UNAM, operan en espacios prestados y habilitados debido a que no han recibido presupuesto. Las clases en las Universidades Benito Juárez impulsadas por la presente administración federal están en marcha, pero no con las características que se propusieron originalmente, pues en su mayoría no cuentan con instalaciones propias y las que ya tienen actividades operan en condiciones muy alejadas de las establecidas en su concepción.

De acuerdo con la propuesta para crear el sistema, cada plantel contaría con espacios como biblioteca, sala de cómputo, aulas espaciosas, comedor, laboratorios, así como campos de cultivo y espacio para el conocimiento y producción de energías renovables.

Además, sus edificaciones serían térmicas, antisísmicas y con sistema de prevención de riesgos, con modelos de construcción con base en materiales locales y respetando la identidad del programa y de las construcciones de la comunidad.

No obstante, en varios estados no se han asignado recursos para su construcción, como Querétaro, donde la Delegación de la Secretaría del Bienestar está a la espera para el plantel en Ezequiel Montes. En Hidalgo, El Mexe, normal superior donde se hizo el anuncio del programa nacional, asisten a clases, aunque en aulas improvisadas. También en la Universidad de Chilcuautla, así como la de Huasca, con estudiantes recibiendo instrucción en el Geoparque, ambas con la carrera en Ingeniería Agroalimentaria y 80 estudiantes cada una.

En el Estado de México, las tres universidades anunciadas en octubre de 2018 para construirse en Villa del Carbón, Villa de Allende y Texcoco no tienen fecha de inicio. En Zacatecas las tres universidades comprometidas, al día de hoy está en funciones una en el municipio de Pánfilo Natera, con el préstamo de la Casa de Cultura donde se da clases de forma provisional a 47 estudiantes para la licenciatura en Ingeniería Agroalimentaria.

Aguascalientes no cuenta con infraestructura propia, de un total de 240 jóvenes son los pioneros del programa, 120 ya acuden a Asientos y cursan el primer cuatrimestre de la carrera de Ingeniería Agroindustrial. Otros 120 estudian Ingeniería Agroambiental en Calvillo, aunque ambas sedes no cuentan con infraestructura propia y operan en los salones ejidales de sus respectivas cabeceras municipales.

En Tlaxcala también están en edificios prestados con una plantilla de 61 alumnos las ingenierías en Agroalimentos y Ambiental iniciaron el ciclo escolar en Cuapiaxtla, con 20 alumnos, y Xaltocan, con 41.

¿DÓNDE QUEDÓ EL DINERO?

A nivel federal, tras el anuncio de la operación de 83 de las 101 universidades, la encargada del programa, Raquel Sosa, dio a conocer que hasta ahora el gobierno federal ha gastado mil millones de pesos más en instalación, equipamiento y operación de las instituciones, a las que ya asisten 7 mil 575 alumnos.

Pese a que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el programa se convertirá en un símil de la UNAM, en los pueblos más pobres esto se ve aún lejano.

Finalmente sus supuestas Universidades para el Bienestar Benito Juárez García, son un verdadero desastre, según 87 están ya “trabajando” pero no tienen ni las instalaciones ni los recursos necesarios, razón por la cual han tenido que ser los propios estudiantes, quienes han tenido que organizarse para comprar los materiales que requieren y por otra parte los profesores no han recibido un centavo de su sueldo. Tanto a estudiantes como ´profesores les pasó lo que a las gallinas, “salieron poniendo”.

Por ello pregunto ¿Así es como Cumple Amlo y la 4-T sus Promesas?, ¿En lugar de recibir apoyo los estudiantes tienen que gastar para poder estudiar? ¿En los bolsillos de quién están los MIL millones de pesos? ¿Para eso votaron por Amlo y Morena? ¿Ese es su cambio prometido? Ustedes que piensan estimados lectores

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad