miércoles, junio 26, 2019



Una buena y una mala

Por fin una buena noticia dentro del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Después de haber reestructurado la deuda de Petróleos Mexicanos con tres instituciones financieras internacionales, el Presidente decidió no utilizar el Fondo de Estabilización del país para salvar a Pemex.

De manera irresponsable, Andrés Manuel había adelantado que usaría los 300 mil millones de pesos que cuentan las finanzas nacionales, para resolver los problemas económicos de la petrolera.

Pero esta decisión le traería al país mayor deuda para mantener finanzas sanas.

Sin embargo, López Obrador rectificó y recibió el aplauso de todo el sector económico nacional e internacional.

Pero a toda buena noticia hay una mala noticia y esa es la falta de planeación del gobierno federal.

Con Pemex, con la deuda, con el presupuesto, con los ingresos, el gobierno de Morena ha probado que no sabe planear. El retraso en la presentación del Plan Nacional de Desarrollo no fue sólo una cuestión de calendario sino de planeación.

Un día el Presidente señala que sí utilizará recursos del fondo, otro dice que no. Un día señala que Pemex será salvado fácilmente, otro dice que será más difícil de lo que pensaba.

Un día celebra que las tres empresas más importantes en el sector petrolero internacional se interesaron en construir la Refinería de Dos Bocas y al otro, denuncia que son unas careras.

Con el actual Presidente no se sabe a dónde va el país. No hay planeación. No hay si quiera políticas que nos indiquen un programa a seguir para combatir la pobreza, la desigualdad y la falta de oportunidades.

Para López Obrador su gobierno está basado en promesas de planes asistencialistas. “Les vamos a dar recursos para acabar con el neoliberalismo”.

Y este fin de semana, el Presidente de plano adelantó su máxima preocupación, “tengo miedo de que no nos alcancen seis años para llevar a cabo la transformación que requiere el país”.

Desde aquí le decimos: sin planeación no sólo alcanzarán seis años sino muchas décadas. Es cuestión de ponerse a trabajar y abandonar la campaña eterna.

Pd. Este domingo 19 de mayo se llevó a cabo el debate de candidatos para el gobierno de Puebla. Este ejercicio nos mostró que no es una herramienta eficaz para decidir el voto, ni mucho menos para conocer a los candidatos. El debatir debe de ser todos los días de campaña.

Lo único que probó este debate es que a los Consejeros Electorales como Lorenzo Córdova y Ciro Murayama les gusta mucho el dinero… que les aproveche.

@agsarubbi

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad