miércoles, junio 26, 2019



Trump vuelve a ganar

La crisis que se suscitó entre Donald Trump y México nos dejó muchas lecturas sobre la forma en que se comporta este gobierno.

La primera es que no tenemos política exterior. Desde que llegó al poder, López Obrador no ha querido estructurar una forma de hacer diplomacia. Está convencido que lo único que le debe de importar es lo que dice y hace al interior del país. Él les habla a los mexicanos que votaron por su candidatura hace ya casi un año. Sabe perfectamente que ellos, 30 millones, podrán mantener su régimen por muchos tiempo, si es que mantiene su aceptación.

Sin embargo se equivoca, nunca se vio tan débil a México fuera de sus fronteras que en este episodio que acabamos de padecer, donde el Presidente de los Estados Unidos nos hizo como quiso y logró lo que quiso.

Marcelo Ebrad, canciller recibido en Tijuana como héroe nacional, nunca comprendió que la demanda del mandatario estadounidense era por la frágil política migratoria mexicana que permite que lleguen a su frontera miles de migrantes ilegales.

Si Ebrad hubiera llegado desde el primer día que estuvo en Washington con un programa migratorio que cuidara la frontera con Centroamérica, este asunto se hubiera arreglado en cinco minutos, como dijo alguna vez el clásico.

Y esa política migratoria hubiera respondido más a los intereses mexicanos que a los de Trump.

Precisamente el tema migratorio es otra de las lecturas. México no sabe cuidar su frontera sur y no solo por los millones de ilegales que entran a nuestro país sino porque el Instituto Nacional de Migración siempre ha estado infestado de corrupción y malos manejos.

Los migrantes que entran a México y que tanto defienden grupos de derechos humanos, terminan viviendo en nuestro país de una forma irregular y lamentablemente terminan formando parte de las bandas del narcotráfico… con un futuro en alguna narcofosa.

La prueba la dejaron las diversas caravanas migrantes que llegaron en noviembre de 2018 a Tijuana, las cuales no pudieron acceder a territorio norteamericano y se quedaron a vivir en Tijuana.

¿Alguien tiene un reporte de cuántos migrantes viven allá? ¿A qué se dedican? ¿Saben si son personas enfermas?

Donald Trump ganó nuevamente. El gobierno de López Obrador no sabe cómo torear sus arrebatos. Aún no comprenden que Donald Trump no es aceptado ni entendido en su propio país.

Y aún falta una muy mala noticia para la administración de AMLO. El próximo 18 de junio, Donald Trump anunciará su candidatura a la relección en el gobierno, donde México será el mejor balón al cual patear.

@agsarubbi

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad