sábado, 22 de enero de 2022.

Son transparencia en la 4T

miércoles, 15 de diciembre de 2021
121 Vistas

“Haciendo Historia”, la 4-T avanza cada día sin que, para ellos, la Transparencia sea importante. Ante esa enorme incongruencia, ante su cacareado combate a la Corrupción, van tratando de acabar con todas las Instituciones y organismos que encuentran a su paso, sin que tengan valor alguno, para quienes prometieron un Cambio y llevara a cabo la Cuarta Transformación.

SIN TRANSPARENCIA

En esa línea, Luis Antonio Rojas publicó en el New York Times el 18 de enero del 2021 “AMLO ataca la transparencia… y la democracia”. En donde destaca que México ha librado una larga batalla por afianzar su institucionalidad y consiguió madurez democrática cuando se crearon una serie de órganos autónomos que funcionaban como contrapesos al poder presidencial. Pero López busca acabar con ellos.

Citando como uno de esos lamentables casos, que “López tiene la intención de acabar con el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública y Datos Personales (INAI). Y peor aún llevarlo a cabo en plena pandemia de Covid-19, cuando se presentan contagios en niveles récord y hospitales desbordados, en medio de una crisis de violencia que, por tercer año consecutivo, dejó más de 30.000 homicidios, sumándole la exoneración del general Salvador Cienfuegos.

López Obrador quiera eliminarla, no valorando su existencia por dos décadas, y que en ese tiempo, se haya encargado de construir el sistema de transparencia, obligando alrededor de 900 dependencias de todos los niveles, a que publicaran sus gastos, contratos, nóminas, entre otros documentos, y haber creado una plataforma en la que todos los ciudadanos podemos preguntar y pedir información directa al gobierno.

Acabar con el INAI significaría volver a los tiempos del poder sin contrapesos, de los secretos bajo llave y del discurso oficial como verdad predominante. La transparencia es esencial, para todos los gobiernos, pero especialmente para uno que llegó al poder con la bandera de erradicar los excesos del pasado.

RETROCESO EN TRANSPARENCIA

Todo lo señalado, insisto, no le importa a la 4-T. y sigue en su empeño de acabar con todo que signifique transparencia. El 13 de diciembre del 2021, el diario Eje central difundió “Retroceso en Transparencia. Haciéndose notar que lo de la Apertura, fue una ilusión más, ya que, con López, NO se ha propiciado la cultura de la transparencia. Y, antes al contrario, lo que, si hay, es un retroceso, destacándose sus “otros datos” en cuatro mecanismos con los que han venido actuando.

El mecanismo más conocido ha sido el de los “otros datos”. Y engañando con generar un espacio de comunicación directa con la población, sus conferencias de prensa diarias, conocidas como “mañaneras” están lejos de ser un ejercicio de rendición de cuentas. Sino que, señala Eje Central, constituyen un espacio de propaganda gubernamental en donde se promueve la imagen y agenda del gobierno federal. Donde se critica sin derecho de réplica inmediata a todo aquél considerado como opositor, desde organizaciones sociales hasta periodistas y órganos autónomos, presentándose información sesgada, falsa o contraria a la producida por dependencias del mismo gobierno.

Agregando que en esas mañaneras se han distorsionado el debate público y se ha desinformado sobre temas fundamentales como el combate a la corrupción, el acceso a la salud, las cifras sobre pobreza o el empleo.

La Desacreditación es el segundo mecanismo. El Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos, órgano nacional encargado de garantizar el derecho a saber, ha sido tachado por el Presidente de inútil, costoso y opaco. Faltando a la verdad, ha dicho que el INAI no ha hecho nada para combatir la corrupción. Aún y cuando todos sabemos que la transparencia es indispensable pero insuficiente para combatir la corrupción y que gracias al derecho a saber nos enteramos de casos como la “Estafa maestra”, Odebrecht o los desvíos de Procampo.

El Castigo Presupuestario, tercer mecanismo. En los dos primeros años de la administración de López, el INAI tuvo una reducción presupuestaria del 26 por ciento. Aunque para el 2022, se aprobó un presupuesto con un pequeño aumento del 8 por ciento respecto del año anterior.

Sin que esta ligera alza compense la existencia del cuarto mecanismo que es la reafirmación de la opacidad. Y que consiste en reformas y decretos, algunos de ellos de dudosa constitucionalidad, que vulneran el derecho a saber. En el primer tramo encontramos una serie de súbitas reformas en transparencia, destinadas a desaparecer o a modificar a los órganos de transparencia para tener control político de ellos. En ese tenor están: Chiapas, Morelos, Oaxaca y Tamaulipas. Destacando Veracruz donde la presión política tras el encarcelamiento de una Comisionada saliente generó la renovación completa del pleno.

Señalándose que López ha anunciado una reforma administrativa que pretende la desaparición de los órganos autónomos por lo que los ejercicios estatales podrían ser un ensayo de lo que se quiere a nivel nacional.

Como segundo tramo, se ubican decisiones como el decreto de emergencia para adquirir insumos durante la pandemia. El cual acorde a información de Compranet, hizo que el 98.9% que las compras por un monto equivalente a los 4 mil 578 millones de pesos se hicieran por adjudicación directa y sin rendición de cuentas.

Asimismo, el Acuerdo que se publicó en noviembre del 2021, permite un régimen de excepción al considerar desde ahora mismo, a todas las obras públicas prioritarias como un asunto de seguridad nacional y, por ende, susceptible de reserva.

Y esto, a pesar de que el INAI ha presentado acciones de inconstitucionalidad en contra de los retrocesos normativos en las entidades federativas y lo hará frente al “decretazo” la última palabra está en la cancha de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La semana pasada y en contra de los estándares internacionales, el máximo tribunal suspendió las órdenes de transparentar toda la información sobre recepción de lotes, aplicación y estado actual de las vacunas antecogida.

Desde que inició esta administración el 1 de diciembre del 2018 hasta diciembre del 2021, el Poder Ejecutivo ha presentado 24 recursos para evitar la difusión de información sobre las vacunas. En este contexto de “arcas abiertas” y poca vigilancia pareciera que lejos de ser un derecho, la transparencia y el derecho a saber es un lujo al que cada vez con más trabajo podremos acceder.

Muy importante analizar lo publicado en el New York Times en enero y lo de Eje Central en diciembre del 2021, respecto a la falta de transparencia en la 4-T, que nos muestra y demuestra la incongruencia en su tan cacareado COMBATE A LA CORRUPCIÓN, ya que, si no existe TRANSPARENCIA, NO se acabara realmente con la Corrupción.

Surgiendo una enorme y preocupante duda ¿será ese el objetivo y cambio de la 4-T? Usted que piensa estimado lector.

 

 

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar