domingo, junio 7, 2020



¿Sin mayoría AMLO de acabaría?

En tiempos como éste es fundamental debatir el beneficio de las mayorías en las democracias. ¿Qué tan útiles son para un Presidente que busca apoderarse del Estado?

Desde hace cuatro sexenios, el titular del Ejecutivo perdió la mayoría en el Congreso. Fue Ernesto Zedillo quién inauguró la forma de hacer una política distinta en México. 

De una mayoría priista que estaba al servicio del Presidente, pasamos en el país a la necesidad de la negociación y al resultado negativo del estancamiento. 

Pocas veces se lograron avances con esa fórmula. Fox, Calderón y Peña Nieto se quejaron de no contar con una mayoría que aprobara sus políticas para dar los resultados que prometieron. En algunos casos tuvieron razón. 

Pero con la elección de Andrés Manuel López Obrador como Presidente todo cambió, logró nuevamente la mayoría en el Congreso y regresó la época del sometimiento del Poder Legislativo al Ejecutivo. 

Y en la actualidad, López Obrador mueve sus fichas sabiendo que él decide y el Congreso obedece. 

En los próximos días, la Cámara de Diputados se reunirá para aprobar la modificación a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que le dará luz verde a AMLO para manejar los recursos a su criterio, podrá modificar partidas que estaban destinadas a diferentes rubros para responder a sus intereses. 

Por ejemplo, por la crisis sanitaria que padece México por el Covid 19, el Presidente podrá cancelar el presupuesto para inversión en tecnología e incrementar la bolsa de subsidios a adultos mayores, jóvenes con oportunidades o apurar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía o la refinería de Dos Bocas. 

Entregar todo el poder al Presidente sin un contrapeso puede ser muy peligroso para un país que está en extremo necesitado. 

Este fin de semana, el Partido Acción Nacional denunció que las despensas que se reparten en zonas marginadas durante la parálisis sanitaria traen el nombre de Andrés Manuel López Obrador, propaganda gubernamental que nos retrocede en el tiempo muchos años de lucha democrática. 

México necesita urgentemente contrapesos políticos. En este tiempo, la mayoría de Morena no garantiza un avance democrático. 

Sin embargo, se abre una oportunidad en el horizonte próximo, la renovación de la Cámara de Diputados, que será la verdadera encuesta de aceptación el actual Presidente, mucho más efectiva que la Consulta de Revocación de Mandato que ha propuesta AMLO para 2022, donde sus seguidores adoctrinados seguramente lo reafirmarán para que cumpla con su periodo constitucional de seis años. 

@agsarubbi

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad