lunes, diciembre 17, 2018



Por la puerta de atrás

noviembre 26, 2018
91 Views

La escena final para Enrique Peña Nieto no puede ser mejor. Se va, por la puerta trasera y sin hacer ruido.

Tanto ha sido lo que ha provocado Andrés Manuel López Obrador, que los errores del último Presidente priista se ven ya muy lejos. De una historia lejana y perdida.

Habrá que hacer una revisión de todo lo que deja Peña, pero ante el huracán en el que se ha convertido el gobierno de transición, pareciera que es mejor poner todas las energías en prevenir qué es lo que viene.

¿Qué tanto conviene que un Presidente electo gobierne desde que gana las elecciones sin esperar a que tome posesión?

Entiendo que las ansías de llegar le ha ganado a Andrés Manuel. Entiendo que la urgencia de cambio ha provocado que millones de mexicanos vean en López Obrador al verdadero director de orquesta que nos llevará a la obra maestra.

Pero ¿qué hay de aquellos que todo lo hicieron mal? Ante la estrepitosa caída de la bolsa, la devaluación de peso, las advertencias de los sectores empresariales y financieros, la cancelación del aeropuerto en Texcoco, el anuncio de una telaraña de terminales aéreas, la permanencia del ejército en las calles y es más, la formalización de sus labores de seguridad pública con la creación de la Guardia Nacional, entre muchas más hacen que Peña Nieto se vaya al exilio dorado.

El próximo Presidente de México ha repetido en muchas ocasiones que no castigará a los corruptos, que habrá un borrón y cuenta nueva porque de la corrupción no queremos saber nada, mejor la guardamos en el closet más alejado de la casa.

Por eso para Peña Nieto perdón, olvido y la puerta trasera. Se irá y sólo quedará en la historia como el rey del meme.

@agsarubbi

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad