lunes, julio 13, 2020



Obregones, otra ocurrencia de la 4T

diciembre 11, 2019
2.098 Views

Nuevamente surge otra ocurrencia en la 4-t de López, ahora le tocó el turno a la saltimbanqui de Layda Sansores, quien ha hecho de brincar de partido en partido, su modus vivendi. Su Ocurrencia, que la Alcaldía Álvaro Obregón tenga su propia moneda.

Ocurrencia o como coloquialmente se dice que López le este “midiéndole el agua a los camotes”, para cambiar nuestra moneda en todo el país, porque de otra manera, deberían ponerle un alto a esta acción de la Alcalde.

Pasando por encima de leyes, a esta saltimbanqui de la política no le importó o tomó en cuanta lo siguiente:

LEY DEL BANCO DE MEXICO. CAPITULO I De la Naturaleza, las Finalidades y las Funciones: ARTICULO 1o.- El banco central será persona de derecho público con carácter autónomo y se denominará Banco de México. En el ejercicio de sus funciones y en su administración se regirá por las disposiciones de esta Ley, reglamentaria de los párrafos sexto y séptimo del artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

ARTICULO 2o.- El Banco de México tendrá por finalidad proveer a la economía del país de moneda nacional. En la consecución de esta finalidad tendrá como objetivo prioritario procurar la estabilidad del poder adquisitivo de dicha moneda. Serán también finalidades del Banco promover el sano desarrollo del sistema financiero y propiciar el buen funcionamiento de los sistemas de pagos.

¿QUIÉN ES LAYDA SANSORES?

Antes de presentar su ocurrencia, es importante recordar quién es la Alcalde, que obviamente fue impuesta como candidata al cargo por López. Layda Sansores, es hija de un priísta con muy malos antecedentes, Carlos Sansores Pérez, más conocido como “el negro”, originario de Campeche. Y obvio, ella creció y se formó en el PRI recibiendo los beneficios que obtenía su padre. 

Layda Sansores fue militante del PRI designada diputada plurinominal en la LV Legislatura de 1991 a 1994 y senadora por Campeche en las LVI y LVII Legislaturas de 1994 a 2000. En 1996, renuncia al PRI, al no dejarla ser candidata a gobernadora. En 1997 brinca al PRD para ser candidata a gobernadora de Campeche y perdió. 

En el 2000 deja al PRD para apoyar a Vicente Fox promoviendo el voto útil a favor del entonces candidato presidencial. Y al no conseguir nada, brinca en el 2001 al partido Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano) y la postulan candidata otra vez a gobernadora de Campeche, en las Elecciones de 2003, volviendo a perder. En 2006 como no logra ganar de mayoría, la designan diputada federal en la LX Legislatura 

En 2012 fue coordinadora del Movimiento Regeneración Nacional en Campeche y candidata del partido Movimiento Ciudadano a senadora y pierde. Otra vez en la LXII Legislatura entra como plurinominal.

En el 2014, da otro salto acorde a sus intereses particulares y se va al PT el 31 de marzo integrándose a la bancada del Partido del Trabajo (PT) en el Senado. Sansores era la única senadora del Movimiento Ciudadano, y con su traición ya no contó ese partido que la hizo Senadora, con integrantes en el Senado de la República. 

Y nuevamente pero ahora con Morena, en el 2015 vuelve a ser candidata a gobernadora por Campeche, perdiendo como siempre. 

Y no podemos olvidar el escándalo en que se vio envuelta al denunciarla de hacer cargos al erario público por $700,000.00 MXN (unos $ 36,000.00 USD al tipo de cambio de 2018, aproximadamente) en gastos no relacionados con su labor legislativa como muñecas, almohadas, electrodomésticos, dentífricos, alimentos, ropa, bolsas y tintes para el cabello en 2016 y 2017. Lo que le valió el mote de «Lady Facturas».

Pero todo ello no le importó a López y la designó candidata a la Alcaldía en Álvaro Obregón donde ahora lanzó su propio dinero, los denominados Obregones, una especie de moneda social que apuesta por impulsar la economía comunitaria, que desde septiembre circulan como nueva moneda en esa demarcación. 

Y de esta manera lo describió Víctor Bernal, asesor externo del proyecto de Layda Sansores: “Hoy estamos ensayando este primer ejercicio de economía se repartieron alrededor de 60 mil obregones y tienen equivalencia de un obregón/un peso, pero no son intercambiables. Cuando alguien compra 20, 50 o 100 pesos, se guarda el dinero en el bolsillo y lo va a gastar en supermercados”, precisa. “Aquí no: con los obregones los locatarios ese mismo dinero se lo gastan en la misma comunidad. Eso hace que si yo estoy ganando 100 pesos o 100 obregones, los estoy gastando con mi vecino de la colonia a un lado. El valor está circulando únicamente en la alcaldía y eso fortalece el comercio local, la economía de la alcaldía, y algo muy importante: va generando identidad y confianza”. Aunque aclaró que el obregón no busca suplir al peso mexicano. 

Son 16 colonias en donde circularán las denominaciones que pueden distinguirse por la efigie de Obregón en distintas etapas históricas (militar o presidente), por sus colores (azul, verde y naranja) y por sus dimensiones, de entre 6.5 y 14 centímetros.

Supuestamente para no tener problemas con el Banco de México que de acuerdo con la ley, sólo el gobierno puede imprimir moneda, Layda Sansores afirma que para no crear confusión y no tener diferencias con el director de Emisión de Banxico, Alejandro Alegre, se definió al obregón como vale y no como moneda. Además, atendieron la petición de cambiar los colores y alejarse por completo del diseño de los billetes nacionales.

En esta ocurrencia Layda Sansores de inicio, 6 millones de pesos para el programa. Buscarán incluso enlazar los obregones con un programa de apoyo a familias de migrantes, puesto que “aquí es la alcaldía donde nos llegan más aportaciones”.

Como si no hubiera infinidad de problemas que resolver e invertir el presupuesto, nuevamente la 4-T sigue haciendo historia con sus Ocurrencias, obviamente avaladas y aprobadas por López, que no ha hecho nada ni sus respectivos funcionarios relacionados con el tema, para frenarlo o impedirlo. 

Por ello pregunto, ¿para eso votaron por López y Morena?, ¿ese es su cambio prometido? Usted que piensa estimado lector.

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad