lunes, agosto 3, 2020



Nuevamente Morena VS la propiedad privada

julio 15, 2020
9.839 Views

Por enésima vez, el partido de familia de López, Morena, va en contra de la propiedad privada Todo indicando que tienen un feroz resentimiento contra aquellas personas que, con TRABAJO, ESFUERZO, AHORROS, han logrado tener un patrimonio inmobiliario para rentar. Inclusive muchos de ellos invirtieron sus ahorros de toda una vida de trabajo para poder ahora vivir de ello. Más, sin embargo, la mano que mece la cuna en Morena, manda como siempre a sus lacayos, que son los que dan la cara, a tratar de IMPONER Iniciativas que atentan contra la propiedad privada.

Tocándole el primero el turno a Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena quien propuso modificar los artículos 2431 y 2432 del Código Civil Federal. Afirmando: “Ese escenario ha provocado muchas dudas sobre cómo proceder en estos momentos, por el arrendamiento de los inmuebles en los que se ubican los negocios afectados, aunado a que el actual escenario es de incertidumbre económica y con una duración incierta”. Y para establecer que en caso de que una emergencia sanitaria impida total o parcialmente el uso o goce de un bien arrendado, exista la posibilidad de acordar la exención del pago o la reducción del monto que inicialmente se pactó. Agregando, “las crisis son tiempos de solidaridad, por lo que sugirió que según lo permita la situación económica, los arrendadores y arrendatarios, lleguen a un acuerdo para el pago, reducción o exención de los alquileres”.

Y como si fuera un asalto en despoblado y comportándose como viles delincuentes, también en el Congreso de la CDMX, nos enteramos que Morena va contra caseros en la CDMX: inquilinos podrían exigir no pagar renta, a través de una iniciativa de reformas al Código Civil, la que fue presentada por las diputadas Valentina Batres y Martha Ávila, por la CDMX, dirigiendo sus misiles contra los caseros, con “candados” en contra de los dueños, flexibilizando la posesión de la propiedad a los inquilinos sin que paguen rentas en tiempo y forma, en tiempos del COVID-19. 

Y con el CÍNICO Y BURDO argumento: “todo ciudadano mexicano tiene derecho a una vivienda digna”. En esa línea el pasado 8 de julio del 2020, propusieron reformas al Código Civil para la CDMX en materia de arrendamiento, para que, por la crisis de la epidemia, los inquilinos puedan exigir modificar el contrato de arrendamiento para cambiar las condiciones o hasta dejar de pagar. “En caso de emergencia, desastres naturales, declaratorias de emergencia ambiental o natural, así como cualquier otra situación de fuerza mayor que paralice las actividades económicas e impida al arrendatario el cumplimiento del contrato, podrá solicitar al arrendador la renegociación transitoria o definitiva de las condiciones del contrato de arrendamiento”, así lo proponen en su artículo 2431 BIS. 

En cuanto al artículo 2403 propusieron: “en el caso de arrendamientos de vivienda, la ausencia de contrato escrito impedirá que pueda hacerse un desalojo, aún por incumplimiento del pago de la renta, hasta que no sea subsanada esta formalidad”, y que “el arrendamiento de vivienda no podrá ser menor a tres años”. Y en el 2425 BIS disponen: “el arrendatario de vivienda tiene derecho a que no se le exija más de un mes de anticipo para el arriendo del inmueble; que no se le solicite fianza o algún tipo de propiedad inmueble como garantía; no ser víctimas de desocupaciones arbitrarias, ilegales y/o forzosas; en caso de desocupaciones ordenadas judicialmente deberá notificarse de la diligencia con una anticipación de dos meses contados a partir de la fecha de notificación”. Sumándole, además, “el arrendador perderá su derecho a conservar el depósito en caso de decisión anticipada del contrato por parte del arrendatario, o de una cantidad equivalente al mismo al término temporal del mismo”. 

Esta aberración, obviamente no podía ser más que de Morena. Pretenden que sean los ciudadanos, aquellos que tengan una propiedad y la renten como vivienda, los que asuman la responsabilidad que le CORRESPONDE AL ESTADO, de acuerdo a la Constitución, de proveer de vivienda digna. Lo cual, sin lugar a dudas, VIOLENTA, el derecho a la propiedad privada de las personas, siento totalmente ANTICONSTITUCIONAL. Dado que NO DEBE SER el dueño de una propiedad que rente, quien tenga la obligación de apoyar a la vivienda y al desempleo, sino el ESTADO. 

Y, antes al contrario, de llevarse a cabo esta reforma, PRIVARÍA al ciudadano dueño, del uso y goce de su propiedad. Además de abrirles la puerta legal a lo que han venido haciendo por años varios partidos supuestamente de “izquierda” LA INVASIÓN DE PROPIEDAD PRIVADA, dado que en la propuesta de Morena se establece que, si una persona afirma tener un acuerdo verbal con el dueño del predio aún, siendo mentira, le darán la razón las leyes.

Al respecto, es importante destacar parte de lo que publicó el Jurista, Ignacio Morales Lechuga: “Grave amenaza a la propiedad inmobiliaria. De nueva cuenta, la 4T planea destruir la propiedad privada desde el Congreso de la Ciudad de México. Una nueva y atropellada iniciativa “legal” sobre arrendamiento inmobiliario ha sido presentada por la fracción parlamentaria de Morena. Arrojar gasolina a un incendio se ha convertido en la especialidad de ese grupo parlamentario en la CDMX. La propuesta es acorde con el sentido de otras anteriores (véanse la de 2019 al artículo 60 de la Ley Constitucional de Derechos Humanos y la Ley de Extinción de Dominio, que abre la posibilidad contra cualquier particular de perder un inmueble en condiciones peores de indefensión que ante una expropiación). La nueva iniciativa de la 4T en la CDMX fortalece el torrente de agresiones antijurídicas del cual también forma parte la iniciativa (julio 2019) para extinguir el dominio de los bienes inmuebles en los que ocurriera quebrantamiento de sellos de clausura, aún con el desconocimiento del legítimo propietario.

Al igual que las precedentes, la nueva amenaza atenta directamente contra el legítimo propietario inmobiliario, excluye cualquier forma de sanción contra un arrendatario incumplido o invasor urbano. Está hecha para permitir acciones confiscatorias contra los propietarios inmobiliarios so pretexto de que obtienen beneficios excesivos de la pandemia. 

La 4T insiste en agredir a los inversionistas, especialmente inmobiliarios a través de legislaciones como esta que comentamos. El texto propuesto repite la fórmula del artículo 60 de la ley constitucional de derechos humanos, otorgando al incumplido y al moroso protección, defensa y salvaguarda no así al ciudadano que sí cumple con la ley.

Una iniciativa de esta naturaleza atenta contra la libertad contractual y las reglas de equidad que rigen los contratos, es una reforma intervencionista del más irresponsable y burdo estatismo que ubica al inquilino como menor de edad incapaz, un sujeto sin albedrío ni voluntad, colocado ante un arrendador sinvergüenza y abusivo. Detentar una propiedad en calidad de dueño es en todo el planeta (con excepciones contadas) un derecho humano, así como el de gozar de una vivienda y el de no ser desalojado sin un juicio justo, con legalidad, defensa y garantía de audiencia.

Ante la vulneración de uno de esos derechos el estado debe desde luego intervenir como garante, pero no –como propone Morena– a costa de los derechos de otro particular. La reforma es incluso formalmente innecesaria, pues el código civil en su artículo 1796 bis, establece la cláusula de equidad contractual “rebus sic stantibus” que permite a las partes situadas ante fenómenos imprevisibles, que los llamados contratos onerosos encuentren una composición equilibrada y en caso necesario, con auxilio del juez, puedan equilibrarse las prestaciones pactadas.

La reforma de ser aprobada, desalentará la inversión inmobiliaria, generará incertidumbre jurídica en la población temerosa de no poder reivindicar su propiedad a manos de aprovechados y abusivos, y golpeará aún más al sector de la construcción que, desde agosto de 2018 ha sido golpeada constantemente.

Ni qué decir –ante un régimen probadamente indispuesto a generar valor, pero siempre listo para destruirlo– que este nuevo ataque pasa por alto que el arrendamiento equivale al 1.5% del PIB federal, es de fondo insensible ante el hecho de que el 41.2% de las viviendas existentes son arrendadas, que 25.3% de los comercios también y que un elevado porcentaje de propietarios tienen que acudir a los créditos hipotecarios para adquirir la vivienda.”

Y de esta coherente y legal opinión, pasamos a la de la disque socialista Valentina Batres, SÍ la hermana del nefasto Martí, el que regalaba la leche Bety con heces fecales a los pobres. Y ante las voces que han advertido las consecuencias que podría generar la iniciativa de reformas en materia de arrendamiento de vivienda en la Ciudad de México que impulsa Morena en el Congreso capitalino, la diputada Valentina Batres afirmó: “A diferencia de los títulos sensacionalistas de un sin número de opiniones publicadas que pretenden infundir más miedo que reflexión y que no contribuyen a un debate serio, con la iniciativa no se imponen obligaciones de alquiler sin consentimiento, es decir, a nadie se lo obliga a rentar si así no lo desea, que quede claro no se modifica el régimen de propiedad, no hay ninguna figura ni propuesta para que alguien le puede quitar su casa al otro”.

Y si todo lo anterior es incoherente y fuera de la legalidad, súmenle que el parido de familia de López, Morena, justifica la iniciativa, en base a que grupos sociales así se lo pidieron, como el Movimiento Urbano Popular, una organización que se ha dedicado a invadir terrenos y propiedades con la finalidad de lucrar con ello. Y obviamente siempre apoyando al partido en marchas, plantones y en cuanto alboroto se requiera.

Por ello pregunto, mejor deberían proponer ocupar lugares como Los Pinos, Palacio Nacional, El Castillo de Chapultepec, El Bosque de Chapultepec, el de Aragón, y todos y cada uno de los inmuebles que sean del gobierno, para que puedan ocuparlos el pueblo sabio, en lugar de buscar quitárselos a quienes, insisto, TRABAJANDO, ESFORZÁNDOSE lograron tener sus propiedades. ¡¡YA BASTA DE QUERER HACER CARAVANA CON SOMBRERO AJENO PARA GANAR VOTOS!!. 

Si los de Morena quieren darle vivienda al que no la tiene, que comiencen por darles la de ellos mismo, porque existen muchos de sus diputados, senadores, alcaldes, gobernadores y hasta el propio López, que tienen no una sino varias propiedades. PREDIQUEN CON EL EJEMPLO, y dejen de pretender hacer LEGAL, LO ILEGAL. 

carlosaguila_franco@hotmail.com

@CarlosAguilaFra

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad