domingo, julio 12, 2020



El no a la cervecera alejará la inversión

marzo 25, 2020
1.118 Views

Nuevamente otra Ocurrencia más en esta nefasta 4-T (taradez) tendrá repercusiones para nuestro querido México. Ahora fue en el estado de Baja California, donde desde antes que llegara el gobernador Bonilla de Morena hubo graves problemas sobre todo con su autoritarismo en querer imponer “La Ley Bonilla” para de ser electo gobernador por dos años, querer quedarse cinco, y ahora surgen más problemas. En esta ocasión vuelven aplicar la “Consulta” para decidir sobre una inversión en Mexicali, la cual afectará sin lugar a dudas las inversiones no solamente en Mexicali sino en todo el país.

¿PUEBLO SABIO O LACAYOS MANIPULADOS?

Lo que para López será una nueva decisión del “pueblo bueno y sabio”, votar en contra de la cervecera, vendrá afectar una inversión buena. Ya que se votó contra la empresa, ocasionando que se siga perdiendo la confianza y credibilidad de los inversionistas en México tanto extranjeros como nacionales, y tal parece que el único feliz, feliz, feliz, es López que eso suceda, al instaurar y seguir fomentando esas “Consultas” votando en urnas, o peor aún, como él las aplica, en directo y a mano alzada, manipulando a sus lacayos que, con tal de recibir una limosna en programas sociales, hacen lo que se les manda sin razonar nada. Aplicando aquello de que “El que Nada tiene, Nada tema”.

La cancelación de Constellation Brands, sigue siendo la imagen de México al exterior y a su interior, de que invertir NO es seguro, ya que está sujeto a Ocurrencias y Caprichos del gobierno, a través de su engaño de “la consulta es vinculatoria, el pueblo manda”. Sin medir las muy graves consecuencias que esto ocasionará en la Bolsa Mexicana de Valores, minando la confianza de los inversionistas.

En esta Consulta no tuvo ni las más mínimas medidas sanitarias con lo que estamos viviendo del Coronavirus. No había la debida distancia, la gente sin cubre bocas y a pesar de que sí tenían gel antibacterial, no limpiaban el plumón con el que votaban.

Antes al contrario, lo que si hubo entre otras cosas, fue, boletas sin folio y falta de tinta indeleble, al menos durante el primero de los dos días de Consulta sobre si se va o se queda se realizó el primer día de la consulta pública sobre la permanencia o salida de la cervecera Constellation Brands.

Hubo desconfianza hacia las autoridades de la Secretaría de Gobernación, y de los “servidores de la nación” que colaboraban en la instalación de las casillas, razón por la cual, ciudadanos pusieron una mesa cerca de las urnas, para que en una lista la gente se apuntara y poder cotejar el número de votantes y que no hubiera fraude.

CONSECUENCIAS

Ante lo sucedido, la empresa, Constellation Brands, que elabora produce y comercializa cervezas para la marca de Grupo Modelo en Estados Unidos, puede solicitar una protección internacional ante la negativa de continuar con la construcción de su fábrica en Mexicali, Baja California, en la que ha invertido 900 millones de pesos (mdp), al estar su inversión bajo un régimen de protección especial en el marco de normas de derecho internacional que protegen a la inversión extranjera. Asimismo, las Acciones de la cervecera Constellation Brands cayeron más de 10% como resultado de esta Consulta.

Informándose que la compañía estadounidense consiguió los permisos y autorizaciones requeridas para que una planta opere en México, a pesar de que organismos civiles se oponían a su construcción por el aprovechamiento de los recursos hídricos.

Destacándose que existen derechos que el Estado concede a una compañía. El Estado por regla general no puede apartarse de esos derechos y de esas autorizaciones que ha dado a una compañía para una inversión productiva. Un Estado no puede desvincularse unilateralmente sino solo en caso de excepción y conforme a ciertos requisitos, autorizaciones y permisos que haya concedido.

Ante esta Consulta, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, entre otros funcionarios, podrían ser destituidos del cargo y sancionados con penas privativas de la libertad por la consulta pública que se llevó a cabo en Baja California sobre la operación de la planta cervecera de la empresa Constellation Brands.

Dado que el Juez Cuarto de Distrito en el Estado de Baja California, Jesús Rodolfo Cristena, ordenó implementar medidas para evitar la propagación del coronavirus y garantizar la salud de los participantes en la consulta pública que se celebra en Mexicali. La Coparmex resaltó que, en caso de incumplimiento por parte de las autoridades responsables, entre ellas el presidente Andrés Manuel López Obrador, se determina la posibilidad de sanciones privativas de la libertad y la destitución de los funcionarios.

La omisión de las autoridades de dictar medidas sanitarias suficientes para evitar la propagación de la epidemia, configura un acto prohibido en el artículo 22 de la Constitución, pues impactan en el derecho a la salud y, a la postre, en el derecho a la vida de la comunidad mexicalense. 

Coparmex, destacó que la decisión de realizar la consulta, además de poner en riesgo la salud de las familias mexicalenses, está poniendo en riesgo la inversión industrial más importante que se ha dado durante las últimas décadas en Baja California, en plena antesala a una fuerte crisis económica mundial. Haciendo énfasis en que más allá del resultado, la consulta sentará un grave precedente para la certidumbre en las futuras inversiones en México, mismas que se podrían posponer o, incluso, detener, debido a la falta de seguridad jurídica para llevarlas a cabo.

En fin, las consultas impuestas por López y su 4-T, ocasionan más perjuicios al país, que beneficios, disfrazadas de democracia y libertad para que el pueblo sabio decida. Por ello pregunto, ¿ese es el cambio prometido?

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad