martes, julio 16, 2019

Última Hora


El Metro sigue en Caos, escaleras eléctricas un peligro para los usuarios

marzo 20, 2019
1.818 Views

El enorme Caos que se vive en el Metro de la Ciudad de México cada día abarca más espacios y temas, tanto en servicio como administrativos. Ya hemos comentado los problemas de Inseguridad por Intentos de Secuestro en estaciones del Metro, Asaltos, Fallas en el servicio, Recorridos sin cerrar puertas de vagones, así como el enorme Adeudo y las graves anomalías en el pago a Proveedores del Metro, simplemente por caprichos de algún funcionario que se dice “recomendado“ de Amlo.

Y ahora se suma el peligroso tema de las escaleras eléctricas, que hasta que se difundieron tanto en redes sociales como en diversos Medios los constantes accidentes que afectaron a usuarios, salió a dar la cara la Directora Florencia Serranía, quien finalmente por el “espaldarazo” que le dio la jefa de Gobierno, Claudia Sheimbaum, no renunció.

En ese tenor, el pasado 6 de Marzo, Florencia Serranía Soto, aseguró que la corrupción en administraciones pasadas dejó en estado crítico 22 estaciones del Sistema de Transporte Colectivo. Durante una conferencia de prensa detalló que aunque detectaron contratos no solicitados o sin supervisar, rapiña y abandono, no se realizará una cacería de brujas contra ex funcionarios, pues “no tienen tiempo” para ello y “es fundamental rescatar al transporte”. Y aunque usted no lo crea, la Directora del Metro, se atrevió a asegurar: que a pesar de que ha crecido el robo de celulares al interior de la red, el ambulantaje y fallas en las escaleras eléctricas, el Metro sigue siendo el más seguro de la Ciudad de México.

Y pregunto ¿si afirma que hubo corrupción, porque no denuncia y procede legalmente? Que no se le olvide que se es CÓMPLICE de un delito por Acción o por Omisión.

Continuando con el tema de las escaleras, el 17 de Marzo, Florencia Serranía, aseguró que el paro de escaleras en la línea 7 del Metro era necesaria porque corrían riesgo los usuarios debido a la falta de mantenimiento y adelantó que se van a revisar más escaleras de otras líneas y se pararán las que tengan problemas serios para repararlas. Y al más puro estilo de Cantinflas dijo: “Hoy paramos la serie que es la más vieja y vamos a revisar las otras series que tienen 20 años y vamos a hacer paros escalonados si es posible, si no es posible vamos a hacer lo que tengamos que hacer”. Las escaleras se pararon porque no cumplían con los mínimos de seguridad para el usuario, entonces no podía elegir parar una por una y que se cayera otra que no había parado. A partir del martes tenemos servicio de RTP para que pueda ayudar a la gente que lo necesite para poder hacer el trayecto entre estaciones”.

Y contradictoriamente a lo expuesto el 6 de marzo, evitó decir el nombre de la empresa responsable de las fallas, pero dijo que se fincarán responsabilidades a quienes así lo ameriten. Por fin, ¿sí o no denunciaran?

TAMEMES EN EL METRO

Una “brillante” solución al enorme y peligroso problema de las escaleras eléctricas, fue que trabajadores del Metro, cargaran a quienes no pudieran subir y bajar escaleras en las estaciones del Metro. Casos como en la Línea 7 del que es la más profunda de la ciudad y desde principios de marzo se agravaron los problemas con las escaleras eléctricas descompuestas, ahí se destinaron 50 trabajadores para ayudar a los usuarios. Ello debido a las constantes denuncias de quienes usan este servicio de transporte.

Estos Tamemes están en servicio  en las estaciones del Metro de Refinería, San Joaquín, San Pedro de los Pinos, Polanco, Auditorio, Constituyentes, Tacubaya y Barranca del Muerto. De igual manera se ha comentado que  también se ha registrado en las líneas 3, 6 y 8. Aunque también usuarios han denunciado, obviamente en redes sociales, que ese apoyo no se da con regularidad en todas las estaciones.

¿POR QUÉ EN LA LÍNEA 7?

En la Línea 7 del Metro, las escaleras son un gran esfuerzo subirlas y bajarlas para todos los pasajeros, dado que es la línea más profunda y la mayoría de estaciones se ubican alrededor de 35 metros de profundidad. Para acceder o salir de las estaciones  se tienen que bajar tres escaleras. Como ejemplo, en la estación San Pedro de los Pinos son 153 escalones de la entrada hasta el andén.

LOS TAMEMES NO SON LA SOLUCIÓN

De acuerdo a lo difundido a raíz de que se decidió que hubiere trabajadores del Metro cargando o ayudando a los usuarios por la falta de escaleras eléctricas, nos enteramos por noticieros Televisa, de que la tarde del viernes 15 de marzo, en plena hora pico, en la estación Auditorio de la Línea 7, Mónica ingresó al metro para trasladar a su nuera embarazada, quien presentaba una hemorragia, a un hospital. Para ellas, subir las casi 200 escaleras fijas de esta estación representó un riesgo debido a la emergencia. Las escaleras mecánicas de la Línea 7 del Metro están en reparación, por lo que todos los usuarios deben utilizar las escaleras fijas.

Asimismo, en la estación Constituyentes, Ricardo tuvo que hacer un esfuerzo adicional para bajar las escaleras, tras la operación de rodilla a la que fue sometido. Agotado, me tardé como unos 20 minutos o más en bajar, según ellos le están dando mantenimiento, pero no se ve para cuándo”, comentó. En algunas estaciones no hubo presencia de los llamados chalecos naranjas y en otras, el apoyo fue parcial. Wilfrido tiene 60 años de edad y tuvo que subir casi 200 escalones en el Metro Polanco. Voy a la hemodiálisis y ya me siento cansado ya me falta el aire, tuve que hacer una parada o dos para poder subir”, relató. Wilfrido fue apoyado por personal del Metro, pero solo la mitad del recorrido en las escaleras. Nos dejaron a la mitad, ojala nos ayudaran hasta arriba porque para él, sí es muy difícil, la última vez tuvo que salir a gatas porque no aguanta”, dijo la esposa de Wilfrido.

Comunicación Social del Metro precisó que el apoyo consiste en 30 personas de 8 a 11 de la mañana y 20 personas en horario vespertino, de 5 a 8 de la noche.

Las escaleras en revisión están en las estaciones San Joaquín, Polanco, Auditorio, Constituyentes, Tacubaya, San Pedro de los Pinos, San Antonio, Mixcoac, Barranca del Muerto, Refinería y Tacuba de la Línea 7. También se trabaja en las escaleras de las estaciones Deportivo 18 de Marzo, La Villa-Basílica y Martín Carrera de la Línea 6, en Viveros de la Línea 3 y en Salto del Agua de la Línea 8. Ante el mantenimiento general que se les da a las escaleras eléctricas de la Línea 7 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, los usuarios “sufren” para subir sus más de 100 escalones.

Algunos maldicen y otros lo hacen por segmentos; la mayoría termina sin aire y gimiendo, jurando que mejorarán su condición física.

Personas de la tercera edad, jóvenes, niños y adultos, se ven forzados a subir los 108 escalones que hay en las estaciones Polanco, San Antonio y San Pedro de los Pinos.

La señora Irma tiene 65 años, trabaja cerca de la estación San Pedro de los Pinos y vive en el municipio de Chimalhuacán, Estado de México, aunque se van con tiempo extra para llegar temprano a su lugar de trabajo, el subir las escaleras la ha retrasado, además de que ha afectado su salud, pues al llegar a su destino se le ha subido la presión.

De igual manera se publicó que por la suspensión del servicio de las escaleras eléctricas, el Metro asignó a 50 de sus trabajadores para apoyar a los usuarios que lo requieran, y a pesar de que el organismo envió fotos de que algunos incluso cargaron a las personas, durante un recorrido de EL UNIVERSAL se identificó que no todos cumplen con esa tarea. La mayoría permanece en las estaciones en horas pico; algunos sólo platican y no prestan el servicio a las personas de la tercera edad.

Por ello pregunto, ¿con estas decisiones piensan que solucionan el grave y peligroso problema de las escaleras eléctricas del Metro? ¿Se debe denunciar la Corrupción o ser parte de ella? ¿Está mejor el Metro con la Cuarta Transformación? ¿Para eso votaron? Usted que piensa estimado lector.

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad