jueves, octubre 17, 2019



López Doblega al Poder Judicial. ¿Y la División de Poderes?

octubre 2, 2019
1.032 Views

Sin que nada pueda al parecer, impedir que López cumpla uno más de sus Ocurrencias, encaprichado y montado en su terquedad, pisoteando, denostando, insultando, difamando y obviamente, doblegando a uno de los tres Poderes de la Nación, el Judicial, todo indica que el aeropuerto de Santa Lucía se construirá.

No aceptando que es un grave error convertir na Base Militar en un aeropuerto civil, antes al contrario ha hecho uso de toda la fuerza y poder que su cargo le da, sin importarle ser Autoritario y abusando de ese poder, convirtiéndose en lo negativo que criticaba cuando era oposición a su llamada Mafia del Poder, todo indicando que su Cambio prometido fue ahora ser LA MAFIA EN EL PODER.

SU FALLIDO AEROPUERTO

Haciendo a un lado e importándole dos cacahuates todas las opiniones y demostraciones de que no es recomendable convertir una Base Militar de las más importantes del país en un aeropuerto civil, doblegando al Poder Judicial, el Juez federal, Juan Carlos Guzmán Rosas, Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa, el mismo que en julio y agosto había concedido tres suspensiones definitivas para frenar la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), va enfilado a quitarle y limpiarle el camino a López de los obstáculos legales tratando de engañarnos con que hará nuevas reflexiones y análisis. Cuando todo indica que le cayó todo el peso del Autoritarismo de la Cuarta TRANSA-FORMACIÓN, porque solamente estando mal de sus facultades, podría en un mes cambiar radicalmente su decisión, prefiere conservar su trabajo a cambio de hacerle un enorme y grave daño al país a y todos los que en él vivimos.

En ese tenor, ahora rechaza hasta que tengan que conservarse las obras del cancelado aeropuerto de Texcoco, como lo había establecido en sus sentencias previas. Esto quiere decir que da libertad a que inunden lao construido en Texcoco como López y su cofradía pretendían ya hacer y este mismo Juez lo detuvo derivado de un Amparo. Por ello pregunto ¿tan rápido una persona coherente cambia?

Y sin mayor recato, Juan Carlos Guzmán Rosas, cambió su decisión, posterior a que el 29 de agosto el Secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional, empleado de López, en la Oficina de la Presidencia de la República, aceptó a través de un oficio la solicitud que presentó el 28 de agosto la Sedena, con el fin de incorporar al Inventario de Infraestructura Estratégica del País todos los bienes del Ejército, muebles e inmuebles.

Así, mientras el 30 de julio Guzmán Rosas suspendió las obras en Santa Lucía con el argumento de que había riesgo de que no se cumplieran los estándares de seguridad requeridos, en una nueva sentencia señala que se afectarían incluso órdenes para la defensa de la soberanía del País.

Cuando el 25 de septiembre del 2019 argumentó al otorgar otra suspensión en el amparo 1206/2019: “Significaría el incumplimiento de órdenes militares dentro del ámbito castrense, que tengan como finalidad la defensa de la integridad territorial, la independencia de la República, la soberanía y la seguridad nacional”

Ahora en su nueva sentencia señala: «Es improcedente otorgar la suspensión (alegando) el uso eficiente de los recursos públicos, porque la futura formalización y ejecución del contrato con relación al proyecto del Aeropuerto de Santa Lucía, implica la utilización de recursos públicos para la prestación de un servicio”.

Totalmente irracional su cambio, solamente entendido como resultado de la presión ejercida por el Poder Ejecutivo sobre el Judicial, logrando doblegarlo.

LO QUE MAL INICIA, MAL TERMINA

Sin duda alguna este proyecto es uno de los que más le interesan a López. ¿Las causas?, pueden ser varias, entre ellas tener a los militares de su lado, dejándoles construirlo, y sobre todo controlarlo. De igual manera que puede ser aquello de que lo que él no ordene que se haga, no debe existir. Por eso frenó e impidió que se continuara con el proyecto en Texcoco.

Y si bien esa decisión de ya no continuarlo en Texcoco lograda a través de una ilegal consulta, le trajo innumerables criticas nacionales e internacionales, propició que se presentaran más de 100 amparos, los cuales ya observamos que han valido hasta el momento menos que un cacahuate sin ser respetados por López y su sometido Juez.

Entre las innumerables críticas nacionales destaca la del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) que afirmó a través de un comunicado “Estamos ante una inminente decisión basada en una consulta que ha sido a todas luces opaca y que los mismos organizadores han sido promotores de una de las dos alternativas, por eso nosotros consideramos que esta forma de tomar decisiones no es la correcta para este proyecto en particular”.

Y qué decir de los amparos de organizaciones civiles agrupados en #NoMásDerroches, quienes promovieron 147 amparos buscando detener la construcción del aeropuerto.

Con los argumentos de que era necesario que Santa Lucía contara con los dictámenes y permisos necesarios para su operación; y que se analizara si en realidad este aeropuerto resolvería la saturación del tráfico aéreo. Basándose en estudios elaborados por organismos internacionales y nacionales, como el Centro de Investigación Estadounidense Mitre, que se especializa en navegación aeronáutica.

Y quien estableció que Santa Lucía no era viable dado que provocaría tráfico aéreo por la operación simultánea de tres aeropuertos, Toluca, el de la Ciudad de México, y Santa Lucía.

Pero “Casualmente” en su mayoría de los amparos que se interpusieron, los jueces se declararon incompetentes, por lo que tuvieron que resolverlos jueces de Distrito, razón por la cual en todos los casos se solicitó al Poder Judicial que declarara si es constitucional la cancelación del NAIM en Texcoco.

Esto llevaría tiempo, inclusive Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, aseguró que no ‘tenía idea’ de cuánto tiempo pueda estar detenida la obra, esto a raíz de las suspensiones definitivas que diversos jueces concedieron contra ese proyecto.

Sumándole los amparos que interpusieron 7 pueblos originarios de Tecámac, porque no fueron consultados para la realización de las obras, siendo que sus comunidades se verán severamente afectadas.

Y así de buenas a primeras en Fast Track ya van que vuelan para que los amparos y la realidad no le importen a un juez que doblegado, amenazado o empinado les dirá que sí se puede a López y su cofradía.

Tampoco le importará al Juez y a López y sus expertos que en el colmo de colmos, no se hayan percatado de que hay un cerro que les estorba. El Cerro de Paula principal problema para la ubicación de las pistas.

Pero no es el único y grave problema que existe en su Ocurrencia y Capricho de López, dado que la Academia Mexicana de Impacto Ambiental dio a conocer, que la obra carece de un nivel de desarrollo de proyecto que fuera al menos de ingeniería básica, que permita entender sus principales componentes y justifique técnicamente su planteamiento, de modo que se asegure en primera instancia su viabilidad técnica.

Asegurando que con los elementos aportados por el Gobierno en relación a las posibles afectaciones a la flora y fauna del polígono de Santa Lucía son deficientes para tomar una decisión objetiva para la edificación del puerto aéreo.

TENGO OTROS DATOS

Obviamente Don “tengo otros datos” salió como siempre, a atacar y denostar, y en cuanto a los amparos afirmó:”Claro que hay un interés político y también económico. Más que nada puedo probar que hay un interés político, porque los que están presentando estos amparos pertenecen a organizaciones contrarias a nosotros”.

Y de manera torpe desnudó lo que haría para pisotear las leyes y salirse con la suya, anunciando que ya tiene un plan B para evadir la ‘lluvia’ de amparos concedidos por jueces federales contra la construcción del aeropuerto en Santa Lucía, que las instalaciones de la base militar número 1 son estratégicas y de interés nacional para el país.

Solicitando en un juicio se revoque la suspensión definitiva de la edificación de Santa Lucía por considerar esa base como instalación estratégica, además de que la suspensión definitiva pone en riesgo la defensa, integridad y soberanía por no permitir el despliegue de tropas militares para atender la seguridad nacional.

Que contradictorio, porque si es una instalación estratégica para el país, ¿por qué hacerla aeropuerto civil? En eso no pensó el Juez doblegado?

Y eso finalmente fue lo que sucedió, fueron los argumentos del Juez. Por ello pregunto: ¿Para eso votaron por López y Morena? ¿El Autoritarismo y doblegar al Poder Judicial es su cambio prometido? ¿Qué dicen sus 30 millones que votaron por él? Ustedes que piensan estimados lectores.

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad