sábado, enero 20, 2018

Llegó el 2018

Por fin ya estamos en él. Se le ha esperado por muchos años. Siempre se le ha pensado. Nadie se preocupaba por el presente, todos tenían puesta la mira en el 2018.

 

Y es que, a la tendencia política de siempre pensar en la siguiente campaña electoral, este 2018 fue deseado por un gobierno federal que ha decepcionado, una clase política que no ha cambiado y un deseo ciudadano de transformarse.

 

Y aunque siguen siendo los mismos competidores, algunos sectores creen que 2018 cambiará a México.

 

Sin embargo, las últimas semanas no prendieron la entrada de este año. Candidaturas ya cantadas desde la mitad del actual sexenio, alianzas contra natura y un candidato que cumplirá 18 años en campaña, no despertaron a una sociedad que quizás se guarde sus ganas de transformación para dentro de seis años.

 

La novedad política que se personificaba en candidaturas sin partidos pronto fue obstaculizada, primero por políticos en fuga de sus partidos, después por una autoridad electoral que limitó y obstaculizó el apoyo por medio de una APP que reducía la posibilidad de participación y después, por el desánimo y el rechazo a la política.

 

Lo cierto es que los expulsados de este 2018 serán los ciudadanos. Poco o casi nada se puede prever de cambio político. Las campañas iniciaron desde el mes de noviembre y pese a que la ley indica que sólo se puede hacer proselitismo de abril a junio, las autoridades lo permitirán.

 

El escenario político de 2018 es el mismo de siempre. Serán 7 mil millones de pesos lo que usarán los partidos para sus campañas, otro tanto que usará el INE y el Tribunal Electoral para realizar las elecciones que a casi nadie inculca esperanza.

 

Con un mal presagio iniciamos este 2018. Un año tan esperando, donde todos pensábamos que podríamos estar mejor pero que tal pareciera que nada cambiará.

 

Ojalá me equivoque. Por lo pronto como escribió Benedetti “no te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo, aceptar tus sombras, enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el vuelo. No te rindas que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo”.

 

Feliz año a todos! Y que todos los deseos se conviertan en realidad. Felicidades al equipo de Entératede.com.mx

 

Leave A Comment

Accesibilidad