martes, julio 16, 2019

Última Hora


¿Le entienden a las finanzas?

La economía mexicana volvió a situarse en una nueva baja en su previsión de crecimiento y lo dijo la propia Secretaría de Hacienda.

Las finanzas, ese tema que no entiende el Presidente Andrés Manuel López Obrador ni en sus conferencias matutinas, se están convirtiendo en la cuarteadura en los “cimientos” del proyecto del líder de Morena para afianzarse en el poder.

Desde que empezó a tomar decisiones el actual mandatario, que fue un día después de que ganó la Presidencia de la República, toda declaración y cada decisión tomada tuvo una repercusión en la economía mexicana. Recuérdese la cancelación del aeropuerto en Texcoco.

A 130 días de haber asumido el gobierno de manera legal, López Obrador se enfrenta a calificadoras financieras que le advierten un deterioro económico; escucha todos los días a analistas económicos de que se deben tomar medidas que den certeza y confianza al sector; y hasta de su Secretaría de Hacienda recibe informe de bajo crecimiento.

Ante esto, el Presidente sólo responde que no está de acuerdo, que ellos -los que menciono- se equivocan y confía que con sus medidas México tendrá un crecimiento de más del 4 por ciento.

“Respeto el trabajo de los técnicos de la Secretaría de Hacienda porque estamos actuando con responsabilidad y seriedad. Sin embargo, considero, y a las pruebas me remito, que se quedaron cortos en la proyección” dijo el Presidente de su propia Secretaría de Hacienda.

El Presidente tiene un lenguaje distinto a los indicadores financieros y es lógico porque no le abona en su aceptación social hablar de una economía que en breve caerá en recesión.

De ahí que, en las conferencias de prensa, cuando se le pregunta de cuestiones económicas, López Obrador prefiera las descalificaciones a las calificaciones económicas.

De ahí que temas que sirven de distractores y que bien maneja el Presidente como las disculpas históricas a España y el Vaticano, la guerra contra el hauchicol o los bloqueos de la CNTE.

López Obrador maneja perfectamente los distractores y aunque parecieran batallas bien encaminadas a defender sus principios y propuestas de campaña, esconden en el fondo una economía que se tambalea.

Las finanzas mexicanas no están detenidas con alfileres como es costumbre sino son mantenidas por la necedad de un gobierno que podría causar una fuerte crisis.

@agsarubbi

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad