jueves, agosto 13, 2020



Las falsas expectativas de López

enero 29, 2020
1.299 Views

En su afán de seguir conservando a sus seguidores que no razonan, López sigue creando falsas expectativas, con las que inclusive engaña a muchos que argumentan, que es un “experto en comunicación política”, cuando en realidad es un experto de la mentira.

En esa línea de todos los días estarles fomentando esas expectativas irreales, el 23 de enero del 2020, sin importarle que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que la economía mexicana sólo crecerá 1% este año, López aseguró: “Ese es el pronóstico del FMI, lo respetamos. Vamos a esperar cómo se desenvuelve la economía. Hay indicios de que nos va a ir muy bien, muy bien. Nos está ayudando bastante el que se haya aprobado en Estados Unidos el tratado comercial. Ayer dio a conocer el primer ministro Trudeau que se acelera, se apresura la aprobación en el Parlamento de Canadá y esto sigue ayudando a crear confianza”.

ATOLE MORENO CON SUS OTROS DATOS

Y siguiendo con sus “otros datos”, López afirmó que tiene información, “aunque parezca increíble”, de que el peso es la moneda que más se ha apreciado en el mundo con relación al dólar: “Ya llevamos nosotros estando en primero, segundo, tercer lugar, ayer de nuevo primero, en los primeros lugares, llevamos 13 meses así, en los primeros lugares”. 

De igual manera y como acostumbra afirmar, atacar, denostar, sin decir nombres, señaló: “Hay otros países donde se presume que funciona muy bien el modelo neoliberal y no les está yendo bien, nada más que es de mal gusto compararlos, pero ojalá y los analistas nuestros tomen en cuenta eso también”.

¿ILUSIONES REALES O FALSAS?

Y sobre el mismo tema, creyendo en esas expectativas de López, al salir de reunirse con él, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Antonio del Valle, líder del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), confiaron que la economía va a crecer 2%, pues aseguraron que el país cuenta con lo necesario para lograrlo.

Pero, para el 27 de enero del 2020, nos enteramos que el banco de inversión Barclays recortó su expectativa de crecimiento para México en este 2020, por lo cual pasó de 1.4 a 0.6 por ciento. Este recorte incorpora el nulo avance en la inversión pública y privada; junto a un estancamiento persistente en el sector servicios.

Marco Oviedo, jefe de Research para América Latina de esta institución, señaló que ese recorte es debido a la pérdida de fuerza que no favorece la expectativa de un arranque de año menor débil. Agregando que durante el gobierno de López Obrador no ha habido ningún cambio en la política energética, lo cual, en su opinión, señaló que es “el principal factor detrás de la baja inversión y la demanda local”. Y que desde antes de que arrancara su administración, las distintas instituciones financieras y calificadoras señalaron que una de sus mayores preocupaciones era la falta de certidumbre en las políticas energéticas que prometía impulsar la secretaria de Energía, Rocío Nahle. 

Las dudas fueron aumentando debido a las cancelaciones de las rondas petroleras y los farmouts. Barclays ha puesto también en duda el plan para incrementar la producción de hidrocarburos este año, agregando: “nuestro pronóstico incorpora una continua debilidad en la inversión debido a los bajos niveles de inversión pública y al deterioro de la confianza del sector privado” y agregó que ve como “improbable” que López Obrador cambie pronto la política energética”. 

Advirtiendo que “continuará impulsando una visión nacionalista sobre el petróleo y la electricidad”, siendo esta la principal causa de malestar en el sector privado, se sigue deteriorando la confianza del sector privado”.

Con Barclays, suman 14 bancos de inversión y corredurías de operación mundial que consideran que el PIB no llegará a 1% previsto por el Fondo Monetario Internacional, tasa que además está muy lejos de punto medio de 2% que tiene previsto el gobierno federal.

Asimismo, en Forbes, esto es parte de lo que se difundió: “Economía mexicana tendría su primera contracción en una década. La alicaída economía de México se habría contraído ligeramente el año pasado, por primera vez desde un desplome registrado en 2009, tras hilar entre octubre y diciembre cinco trimestres seguidos sin crecimiento, mostró un sondeo de Reuters.

La mediana de los pronósticos de 12 analistas arrojó una estimación de que el Producto Interno Bruto (PIB) habría retrocedido un 0.1% a tasa desestacionalizada en el cuarto trimestre del 2019, frente a un nulo crecimiento entre julio y septiembre y una contracción del 0.1% en el segundo trimestre.

Con estos datos, varios analistas consultados proyectaron que en 2019 el PIB local anotó una caída de 0.1%. Entre el 2010 y el 2018 el PIB cerró con tasas en terreno positivo. Mientras tanto, a tasa interanual y sin ajuste por estacionalidad, el PIB habría registrado en el cuarto trimestre una caída del 0.3%, según las proyecciones del sondeo recabadas hasta las 1930 GMT.

Los datos, en los que se destaca un pobre desempeño de los sectores industrial y de servicios, podrían llevar al banco central a seguir recortando la tasa de interés de referencia, actualmente en 7.25% luego de cuatro bajas consecutivas de 25 puntos base cada una”.

Ante esta cruda realidad que estamos viviendo provocada por la falta de capacidad y experiencia en el manejo del país, cómo es posible que López salga a decir que “en economía nos va a ir muy bien”, y peor aún que existan personas que le sigan creyendo. ¿Hasta cuándo se quitarán la venda de los ojos? E insisto en preguntarles a quienes ilusamente votaron por López y Morena ¿Para eso votaron?, ¿Ese es su cambio prometido? ¿Seguirán apoyándolo? Usted que no votó por YSQ, que piensa.

 

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad