domingo, julio 12, 2020



La crisis que viene

En la peor crisis del sector de salud público, México registra ya sus primeros casos de coronavirus. 

Aunque las autoridades, tanto federales como locales, han dicho que las personas infectadas y aisladas no son un peligro para la sociedad, el primer síntoma de una pandemia ya lo tenemos entre los mexicanos: el miedo. 

No obstante que tenemos experiencia con la epidemia del H1N1 de 2009, el coronavirus llega a nuestro país en el momento en que el nuevo Instituto gubernamental, INSABI, no termina de arrancar, es más mantiene el rechazo de varios gobernadores. 

Se instala cuando no tenemos medicinas, no sólo para niños que necesitan tratamiento contra cáncer, si no para cualquier enfermo que llega a un hospital del IMSS, ISSSTE o clínicas oficiales. 

Pero el peor de los escenarios es que el coronavirus llega cuando no tenemos rumbo en materia de salud. 

Si bien el gobierno federal ha cumplido con informar diariamente sobre la llegada del virus a México, la administración de Andrés Manuel López Obrador carece de credibilidad. 

Se sabe que en México se da a conocer exclusivamente lo que el Presidente quiere. 

Desde el Congreso se ha propuesto un fondo de 25 mil millones de pesos para enfrentar la enfermedad generada en China pero las autoridades de salud advierten que no se requieren recursos adicionales. 

¿A dónde vamos en el sistema de salud público? 

El coronavirus será algo que desnudará la debilidad de nuestras políticas sociales. 

La falta de medicinas, de doctores, de enfermeras es un escenario común en cualquiera de los hospitales y clínicas en el país. 

A esto nos enfrentaremos las próximas semanas.

La sociedad mexicana ya tiene experiencia en contener el virus, lo hizo con el N1H1 y ahora, seguramente lo hará con el coronavirus pero nos daremos cuenta de que no existen programas que enfrente las crisis, mucho menos que nos garanticen una buena salud. 

@agsarubbi

 

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad