martes, julio 16, 2019

Última Hora


El INE y el negocio de la democracia

El Instituto Nacional Electoral es uno de los organismos que representan mejor el avance de nuestra democracia. Por un lado, es un ejemplo de la lucha que los mexicanos hemos hecho para que nuestro voto cuente, pero también es una muestra del abuso por parte de quienes lo dirigen y lo administran.

 

Con miles de trabajadores, el INE hace cosas muy bien: otorga la credencial de elector, instala casillas y cuenta muy bien los votos, entre otras.

 

El problema no son sus trabajadores sino sus consejeros.

 

Hemos conocido ya una iniciativa de reforma electoral que busca crear, ahora sí, un solo INE verdaderamente nacional.

 

Morena propuso la desaparición de los Órganos Públicos Locales Electorales conocidos como Oples y que son los institutos electorales locales, encargados de organizar los comicios donde se eligen gobernadores, presidentes municipales y congresos estatales.

 

Tan sólo en 2018, éstos institutos locales gastaron más de 14 mil millones de pesos, sumado al presupuesto del INE en ese mismo año de elecciones presidenciales, que fue de 15 mil millones de pesos, sin contar los dineros que se le dan a los partidos políticos.

 

Estamos hablando que la autoridad electoral cuesta, en cada elección presidencial casi 30 mil millones de pesos… !!!!Una lana!!!!

 

La iniciativa de reforma es muy posible y real, ya que los propios consejeros electorales del INE le da la razón, al haber atraído en su totalidad la elección estatal en Puebla.

 

Hicieron a un lado al instituto local poblano para mantener un poco de vida ante lo que se prevé, el que los corran para darle paso a un consejo general del INE renovado.

 

Pero el verdadero reto es que nuestra democracia no sólo sea fuerte, sino que no nos cueste tan caro. Urge reducir el precio del voto.

 

El voto electrónico o el sufragio por internet es ya la solución, pero no se atreven.

 

Pero antes de que eso pase, los Consejeros Electorales encabezados por Lorenzo Córdova (¿se acuerdo de él? El de… toro sentado) y de Ciro Murayama, quien no pudo acreditar una supuesta utilización ilegal de recursos para damnificados del sismo por parte de Morena, ya le están dando su último arañazo al presupuesto electoral.

 

Autorizaron un presupuesto de 9.3 millones de pasos para realizar el debate entre candidatos al gobierno de Puebla. ¡Nueve millones de pesos para un debate! ¿Pues de quién es el negocio?

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad