lunes, agosto 10, 2020



Es importante dar seguimiento al ejercicio de los recursos destinados a la contingencia sanitaria

julio 27, 2020
165 Views

En el conversatorio virtual “Perspectivas y Retos sobre la Evaluación del Desempeño en el Contexto de COVID-19”, organizado por la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, diputadas, diputados, expertos y el titular de la ASF destacaron la importancia de dar seguimiento al ejercicio de los recursos para atender la contingencia y valorar sus impactos.

El presidente de la Comisión de Vigilancia, diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo (MC), subrayó que la pandemia ha implicado nuevas formas de relacionarse, trabajar y modalidades de organización que requieren adecuaciones a las instancias que supervisan y acompañan el funcionamiento de las instituciones.

En este contexto, indicó, es necesario impulsar por medio de las leyes y reglamentos la posibilidad de que las políticas públicas tengan un carácter proactivo y no reactivo. Precisó que otorgarle herramientas a los entes que evalúan el desempeño en todos sus niveles “posibilita márgenes de cuidado, sobre todo al gasto que se tiene de los dineros que son públicos”.

Refirió que se ha propuesto una iniciativa en la cual se sugiere que la Auditoría tiene que modernizarse, entrar al manejo de las nuevas tecnologías al elaborar bases de datos que conformen una especie de bigdata que pueda controlar toda la información generada por los entes de los gobiernos federal, estatales y municipales que permitan tomar decisiones y actuaciones de manera más eficaz y oportuna.

Intervención de diputadas y diputados

Por Morena, la diputada Lidia García Anaya expuso que la evaluación es de suma importancia en la transparencia y la rendición de cuentas. La calificó como fundamental para medir las políticas ante la pandemia, en temas de salud, educación, pobreza, desempleo y economía, así como los resultados de los programas sociales que se están desarrollando.

Josefina Salazar Báez, diputada del PAN, mencionó que la evaluación se convierte en un mecanismo articulador y transversal. Es una herramienta sustancial de la gestión para elevar la calidad de la administración, sus procedimientos, políticas públicas y la democracia; debe incluir transversalidad, coherencia, eficacia, eficiencia, transparencia presupuestaria, cumplimiento de objetivos y retroalimentación.

La diputada Marcela Guillermina Velasco González (PRI) dijo estar a favor de que la evaluación y el desempeño aporten mayor relevancia y que los resultados abonen a una gestión de gobierno más eficiente y ayude a la toma de decisiones. Si bien, añadió, se ha avanzado en este tema en el sector público, aún existen muchas áreas de oportunidad.

La diputada María Teresa Marú Mejía (PT) señaló que la pandemia “nos tomó desprevenidos”; sin embargo, la Comisión, con el apoyo de la UEC y la Auditoría, ha tenido un trabajo dinámico y se dieron mayores herramientas para realizar un trabajo más claro y preciso, porque hoy la ciudadanía está exigiendo resultados.

En tanto, el diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz (Encuentro Social) dijo que el proceso de desaceleración que está sufriendo la economía mundial muestra que habrá que ser más creativos y tener una visión de mayor alcance. “Lo que se debe privilegiar son los intereses superiores de la nación”.

El diputado Raymundo García Gutiérrez (PRD) destacó que la importancia de la evaluación radica en que los funcionarios públicos y los responsables del manejo del recurso lo apliquen de manera correcta y eficiente. Consideró que hay mayor responsabilidad de los funcionarios ante la ciudadanía y cualquier evaluación funciona para vigilar y valorar el desempeño de todos.

Ejercer recursos durante la contingencia no es carta abierta

El auditor Superior de la Federación, David Colmenares Páramo, explicó que el que se tenga que ejercer recursos o compras públicas para la contingencia “no significa carta abierta para que en la pandemia se haga lo que quiera”, por lo que se requieren normas, regulación y evaluación. “Que con la experiencia que existe ya en los órganos fiscalizadores podamos tener resultados en el corto plazo”.

Puntualizó que ante la pandemia los presupuestos originalmente planteados han sufrido modificaciones en diversas partidas del gasto, principalmente de los entes públicos que tienen a su cargo la responsabilidad de enfrentar los estragos. “En países como el nuestro la infraestructura hospitalaria era frágil y se ha tenido que seguir fortaleciendo”.

Indicó que las auditorías de desempeño otorgan información, análisis y perspectivas del quehacer gubernamental para minimizar los costos de los recursos empleados, obteniendo el máximo de los insumos disponibles, lograr los resultados esperados y verificar el impacto social y económico para la ciudadanía.

Progreso, sólo con una administración pública eficiente

El titular de la Unidad de Evaluación y Control (UEC) de la Comisión de Vigilancia, David Villanueva Lomelí, mencionó que “estamos ciertos que el progreso y el bienestar van acompañados de una administración pública eficaz y eficiente, así como transparente. La función de la fiscalización que desarrolla la ASF es un elemento relevante para combatir la corrupción y hacer más efectiva la gestión de los recursos públicos”.

Indicó que en este conversatorio se busca reflexionar y dialogar sobre los tipos de procesos evaluatorios y la evolución que han tenido a lo largo del tiempo, además de las prácticas que se han generado y el modo que dan valor a la gestión pública. También reiteró el compromiso para fomentar el buen uso de los recursos e impulsar la rendición de cuentas.

Evaluar para asegurar el desempeño de programas públicos

Gabriela Pérez Yarahuán, coordinadora general del Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados de América Latina y el Caribe (CLEAR-LAC), expresó que el gasto público y la acción eficaz del gobierno son necesarios para superar los efectos de la pandemia en el corto, mediano y largo plazos. “Es fundamental fortalecer el sistema de monitoreo de evaluación para asegurar el desempeño de los programas públicos”.

Indicó que en las dos últimas décadas se han generado instituciones que han fortalecido un sistema político democrático con mayores contrapesos y mejor rendición de cuentas. “Hoy, ante la crisis global derivada de la pandemia, es necesario continuar fortaleciendo los procesos de evaluación y de vinculación entre los actores del sistema, aprovechando sus fortalezas, así como generar sinergias para lograr mejores resultados”.

La función de fiscalización del parlamento, fundamental

Ivory Yong-Prötzel, directora de la Oficina de Evaluación y Supervisión del Banco Interamericano de Desarrollo, refirió que, de acuerdo con la OCDE, las crisis crean oportunidades de violación de la integridad de las acciones y sugiere medidas de corto y de largo plazos en tres áreas de riesgo: en las adquisiciones públicas, porque hay peligros de fraude, corrupción, especulación de precios y colusión; en los estímulos y las subvenciones económicas que los gobiernos realizan y en las organizaciones públicas.

Estimó que la función de fiscalización del parlamento es más que nunca de gran importancia y debería permitir sentar bases con el objetivo que estos riesgos sean minimizados en el futuro.

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad