viernes, 12 de agosto de 2022.

El país en guinda

lunes, 6 de junio de 2022
65 Vistas

4 de 6… Morena se ha convertido en el partidazo, mote del partido en el poder, los que siempre están sustentados por el todo el poder del Estado.

Los comicios de ayer domingo fueron un laboratorio para el partido de Andrés Manuel López Obrador y mostraron que Morena ya sabe utilizar todos los recursos para asegurar triunfos electorales.

Los candidatos fueron personas secundarias en estas elecciones, las corcholatas para 2024 fueron los verdaderos protagonistas y el nombre de AMLO confirmó que es la mejor marca política en estos momentos en México.

Con los triunfos en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca y Quintana Roo, Morena llega a 22 gubernaturas, lo que aceita la maquinaria para 2024.

Morena se parece cada vez más al PRI, al partidazo del PRI. Sigue el mismo camino y lamentablemente se pierden los equilibrios.

El único contrincante que podría tener el movimiento del Presidente es el abstencionismo. Aquellos que perdieron la esperanza en la política representativa.

En los comicios del domingo, un 48 por ciento en promedio no salieron a votar en los seis estados, mostrando un descontento a nuestra democracia.

Y es que cómo creer en nuestro sistema, si tenemos una política de confrontación y descalificaciones.

Por un lado, un INE con Consejeros que se han comportado violando su juramento de neutralidad. Un Presidente, que ha asumido un papel de prefecto de Morena para ganar como sea y una oposición que apenas y se mueve.

Siguen Estado de México y Coahuila en 2023, estados donde los actuales gobernantes estarán más interesados con Morena para salir ilesos que en organizar a sus partidos para dar la batalla.

@agsarubbi

 

Comparte en redes sociales:

Dejar un comentario

Cerrar