lunes, agosto 3, 2020



Cárteles del marco en la CDMX ¿verdad o mentira?

julio 29, 2020
793 Views

A más de un mes del “atentado” en contra de Omar García Harfuch, Secretario de Seguridad Ciudadana en la CDMX, reapareció en conferencia virtual y entre los temas que abordó, se refirió a los Cárteles del narco en la CDMX

REAPARECE MORENOCOP

Recuperado de su “atentado”, el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, refrendó que la mañana del viernes 26 de junio fue atacado por el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que opera a través de distintas células en distintas demarcaciones de la capital, descartó fugas de información dentro de la corporación policiaca que hayan derivado en el atentado y advirtió que “se equivocan quienes piensan que podrán debilitar la lucha contra la delincuencia en la Ciudad de México”. Comentando que la capital no opera en su mayoría el CJNG sino grupos locales como es el caso de los grupos delincuenciales Unión Tepito y Fuerza Anti Unión que están disminuidos.

CUATRO JEFES DE GOBIERNO LO NEGARON

Desde que llegó a la jefatura de gobierno del Distrito Federal, el primer jefe de gobierno electo que fue Cuauhtémoc Cárdenas hasta Miguel Mancera, pasando por López y Marcelo Luis Ebrard, siempre negaron que hubiere Carteles del narco en la Ciudad de México.

Cuauhtémoc Cárdenas, siempre negó que los carteles del narco estuvieran en la Ciudad de México. Dejando claro porque se ganó como jefe de gobierno el mote de “el hombre más desinformado de la Ciudad”. Y qué decir de su Procurador Samuel Del Villar y de su primer secretario de seguridad, el piloto aviador Rodolfo Debarnardi, que nada hacían y todo negaban, al igual que quien suplió a Debernardi, ni más ni menos que Alejandro Gertz Manero, hoy “casualmente” Fiscal General de la República por ser amigo de López.

Con López como jefe de gobierno, siguieron la misma línea. Solamente enfocados a delitos comunes, sin tocar para nada el tráfico de drogas, excusándose o protegiéndose con que eran delitos competencia del gobierno federal, sin ser prioridad del gobierno capitalino, abocarse a investigar esos delitos. Obviamente lo que menos deseaba López era crear confrontación con los Cárteles de las drogas en la ciudad. Razón por la cual el Procurador Bernardo Bátiz, al igual que su primer secretario de seguridad, Leonel Godoy, negaron un día sí y el otro también, que en la ciudad existieran mafias o Cárteles de la droga. Igual que en el gobierno de Cárdenas. Únicamente rotaban a los mandos policiacos, continuándose por parte de la Policía con el control de los grupos delictivos.

Cabe recordar que el 21 de mayo del 2005, el Procurador de Justicia de López, Bernardo Batiz, (quien “Casualmente” en noviembre del 2019, fue designado Consejero de la Judicatura Federal gracias a su amigo López) negó que hubiere narcoviolencia en el D.F. Sin importarles, que a pesar de que se comenta que sabían de la existencia del Cártel que operaba de Tepito a Neza e Iztapalapa, y que había miles de narco-tienditas, lugares donde los jóvenes y adolescentes adquirían drogas, NO actuaron, aun habiendo álbumes de fotografías ubicando los lugares de venta de las drogas. Prefirieron no intervenir. Sin olvidar que López era del PRD y el gobierno federal priista, lo cual era “justificación” para no hacer nada.

La Designación de Marcelo Ebrard a ser Secretario de Seguridad Pública con López, llevó, de acuerdo a lo que se ha comentado y difundido, en aumentar el control que los Jefes Policiacos hacía los grupos de la delincuencia. Recordándose que desapareció a la Policía Vecinal en Iztapalapa, propiciando que los delitos, la venta de drogas, aumentaran. 

En esta fase de Ebrard como Secretario de Seguridad de la CDMX, no podemos olvidar la tragedia en Tláhuac, en donde a tres policías de investigación federal los lincharon y quemaron una turba que se dice, fue controlada por delincuentes de la zona. Ebrard, quien por atender “asuntos personales”, aunque el dio la versión de que no llegó a tiempo por la “orografía”, se tardó varias horas ordenar que hacer, mientras todos veíamos en vivo por la televisión, la crueldad con que asesinaron a estos integrantes de la PFP. Razón por la cual Vivente Fox lo corrió del cargo. Pero “casualmente” su amigo López lo volvió a Designar, ahora como secretario de Desarrollo Social, para que fuera su sucesor en el Gobierno de la ciudad.

Y ya como jefe de gobierno, al igual que sus anteriores “Casualmente” negó siempre que hubiere Cárteles del narco en la CDMX. Sin Olvidar que Miguel Mancera fue primero Subprocurador y después ante la salida del Procurador por la tragedia de la discoteca News Divine en un operativo fallido, en donde fallecieron 12 personas, 9 jóvenes, 4 de ellos menores de edad y tres policías, lo ascendieron a Procurador, y de ahí “casualmente” salió como candidato a jefe de gobierno, elección que ganó.

En cuanto a Miguel Mancera ya como jefe de gobierno, también lo negaba, esto es parte de lo que la revista Proceso publicó el 24 de julio del 2017: Mancera y el narco en la Ciudad de México. Al menos desde hace una década, Miguel Ángel Mancera ha sido más que testigo directo de la expansión del narcotráfico en la Ciudad de México. Cuando en 2006, su entonces protector Marcelo Ebrard lo designó titular de la Procuraduría de Justicia local, ya sabía cuál era la dinámica de la delincuencia organizada y cómo estaba convirtiendo a la capital del país en uno de sus principales centros de distribución y consumo. Si alguien sabe quiénes, cómo y dónde operan los cárteles en la capital del país es Miguel Ángel Macera; no sólo por ser ahora la principal autoridad local, sino porque ha estado en los espacios de poder político y de gobierno tocados de distinta manera por esa actividad delictiva. Antes de llegar al gobierno de la Ciudad de México, había pasado por la Secretaría de Seguridad Pública como asesor del propio Ebrard, de quien también fue director de Investigaciones y Procedimientos en la que es la policía más numerosa del país. A pesar de toda la información acumulada y de las evidencias inocultables de esa conversión, el jefe de gobierno pretende seguir ocultando que la Ciudad de México es una zona más de la disputa de los cárteles de la droga en el país. Desde que era procurador, Mancera ha negado esa presencia en la capital. Durante una década no se ha salido de ese discurso. Dice que no hay cárteles, sino células.

Como colofón, esto es parte de lo que publicó el New York Times: Asesinatos y crimen organizado en el corazón de Ciudad de México. 22 de octubre del 2018. En el último sexenio, los homicidios en Ciudad de México han aumentado casi un 40 por ciento y la tasa alcanzó 12,31, una cifra mayor a la que la ONU considera una epidemia de violencia. En Cuauhtémoc, la alcaldía a la que pertenece esta zona de Tepito, subieron más de un 60 por ciento. Según el discurso que el gobierno de Ciudad de México ha mantenido durante el último sexenio, el aumento de los homicidios es producto de pandillas de narcomenudistas; pero los dirigentes locales, especialistas y vecinos consultados hablan de un fenómeno evidente de crimen organizado: la guerra entre La Unión —el grupo que controla Tepito y buena parte de la extorsión, el secuestro y el tráfico de drogas en la ciudad— y la Anti-Unión, el grupo que nació para disputarle el poder.

Las dudas son ¿Verdad o Mentira que hay Cárteles del narco en la CDMX? ¿También Sheinbaum afirmará lo mismo que sus antecesores? Usted que piensa estimado lector.

carlosaguila_franco@hotmail.com

@CarlosAguilaFra

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad