miércoles, noviembre 13, 2019



Caos por inseguridad en el país

octubre 16, 2019
1.034 Views

Nuestro querido México está en CAOS POR INSEGURIDAD, que cada día crece más sin que López y su 4-T hagan nada por frenarlo, controlarlo y erradicarlo. Ya no bastan las excusas de que les dejaron un cochinero y de seguir culpando a funcionarios de hace más de 12 años que tuvieron los cargos.

Porque ya llevan más de 10 meses y antes al contrario, en lugar de ver resultados, que estamos conscientes de que no son de un día para otro, pero simplemente nos basamos a las promesas y compromisos que hizo López en campaña, a los que nadie lo obligo a hacerlas. Y la cruda realidad muestra y demuestra que fueron viles mentiras para atraer a 30 millones de ilusos para que votaran por él.

LAS MENTIRAS DE LÓPEZ

Bien dicen que las palabras se las lleva el viento. Pero cuando quedan por escrito, son fieles testigos para demostrar que “el peje por la boca muere”. Y que mejor prueba en relación al tema que hoy analizamos que recordar lo que el 12 de abril del 2018 en plena campaña López prometió y se comprometió

Con “abrazos, no balazos”, AMLO promete reducir violencia: López candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, ofreció en Mazatlán, Sinaloa, que haya “abrazos, no balazos”. Y vino su COMPROMISO: “No más asesinatos, ya no va a haber masacres porque hasta los heridos son rematados, eso ya no, eso es inhumano no puede ser que se les abandone a los jóvenes y cuando toman el camino equivocado de la delincuencia se les masacra. Aunque estén queriendo cuestionarme vamos a buscar otra estrategia, vamos a atender las causas y vamos conseguir la paz y vamos a hablar con todos. Vamos a cambiar a este régimen podrido, corrupto, de injusticias y privilegios, y vamos a impulsar el desarrollo, lo puedo resumir en una frase: trabajo, buenos salarios y abrazos, no balazos”.

Desde que empezó su administración ha presumido lo mismo un día sí y otro también, así como su ESTRATEGIA para lograrlo. Pero a más de 10 meses sólo vemos FRACASO, al aumentar la violencia y la inseguridad.

En ese tenor el pasado 14 de octubre del 2019, en la mañanera, nada que sintetice mejor la realidad que lo que señaló el secretario de Seguridad Federal, Alfonso Durazo: No hay nada que festejar en el tema de seguridad”. Esto lo externó al admitir que continúa alto el número de homicidios en el país, pero ya se registra “un punto de inflexión” y disminución en dicho delito de diciembre de 2018 a agosto de 2019.

Afirmando que al inicio de esta administración había “una crisis de inseguridad crónica que marcó sexenios e incluso décadas”. Asimismo agregó que se canceló de tajo el espionaje político, además que ya no se utiliza ni se utilizará la fuerza pública para reprimir.

Y mientras eso señalaba e informaba el responsable de la SEGURIDAD EN EL PAÍS, en Aguilillas, Michoacán, de un grupo de 43 policías, 14 policías de ellos fueron masacrados vilmente y 9 heridos. Sin que hasta el momento existan indicios de quiénes lo hicieron, porqué y mucho menos algún detenido.

Policías que fueron prácticamente enviados a la muerte, porque ese municipio de Aguililla está controlado en su totalidad por el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), aun así enviaron el convoy de la policía estatal, a realizar una diligencia a ese municipio de la Tierra Caliente.

RESPUESTA DE LA 4

Ante esta masacre que muestra que ya ni la policía puede circular segura en este estado, todavía se sumó la insensible, irrespetuosa e incoherente respuesta ni más ni menos que de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien aseguró sobre los lamentables hechos: “Yo creo esto ya fue una circunstancia que se dio como la que se dan todos los eventos en el País, todos los días, a todas horas, en todos los lugares del País. Este es el tema”.

Llamando mucho la atención que su torpe declaración, no haya sido destacada y cuestionada en la mayoría de los Medios de Comunicación y mucho menos López haya dicho algo al respecto. Cuando inclusive, hasta su renuncia debió haberle pedido.

Caso contrario a lo que aconteció en las benditas redes sociales, donde sí se plasmó la inconformidad ciudadana de lo declarado llegando inclusive hasta insultos, pero en la 4-T siguen afirmando que eso no les importa. Nuevamente nada pasará cuando un funcionario o político de la 4-T hacen este tipo de declaraciones. Mostrando en ello, su verdadero cambio.

LOPEZ TAMBIEN HABLÓ

Y para cerrar el círculo, habló el dueño del circo 4-T, quien en su Mañanera, afirmó sentirse «optimista» porque con las acciones implementadas por su gabinete de seguridad, «vamos a lograr la paz». «Vamos a seguir atendiendo las causas que originan esta descomposición social». Y obviamente sigue culpando a los anteriores de su ineficacia e inexperiencia de él y su gabinete, al señalar que los gobiernos anteriores dejaron crecer mucho la violencia y «hubieron estrategias equivocadas que fueron erráticas y dolorosas».

Finalmente lamentó la emboscada contra la Policía de Michoacán en el municipio de Aguililla, que dejó como saldo 13 elementos muertos. Pero reiterado que durante su gobierno no se va a «masacrar»  porque «no se puede enfrentar la violencia con más violencia«.

EL PAÍS EN CAOS DE INSEGURIDAD

De Acuerdo a la información más reciente del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, de enero a agosto de 2019 el país ha registrado 23 mil 63 asesinatos. Michoacán, donde fue esta reciente masacre, registra 969 homicidios dolosos en los primeros ochos meses, de ellos, 160 fueron en agosto, considerado hasta el momento como el mes más violento del año para esa entidad, que además es una de las más pobres del país.

Haciendo un comparativo de los asesinatos de agosto de 2019 con los del mismo mes en el 2018, se incrementaron en más del 46.4%. Ubicándolo como el tercer estado donde más ha aumentado el número de asesinatos, detrás de Morelos que presenta el 104.2% más de asesinatos y Sonora con 52.9%.

Muy preocupante que nuestro querido México esté en esos niveles de inseguridad y peor aún que las MASACRES sigan, los asesinatos sean el pan de cada día, los cuerpos desmembrados y decapitados aparezcan por doquier, colgados en avenidas y puentes.

No es posible que se siga con la TERQUEDAD de ordenarle a policías, soldados y marinos, no repeler ataques y agresiones, para que no se acuse a esta administración de REPRIMIR.

No es posible que se insista en que hay que gritarles a los delincuentes y asesinos, FUCHILA, GUACALA. O pero aún acusarlos con sus papás y abuelos para que les digan que se porten bien o les den sus chanclasos. Eso es inverosímil, y mucho menos pensar que así se frenará la delincuencia.

Lo que debe hacerse es aplicar la Fuerza Pública a delitos flagrantes. Eso en ningún país del mundo que se diga democrático, es REPRESIÓN. Sino CUMPLIR CON SUS OBLIGACIONES del cargo que ostentan.

Es desesperante que el 76% de los mexicanos tengan miedo pensando que puedan ser víctimas de la delincuencia, en la calle, transporte, comercios, restaurantes, cines, parques, o hasta en sus propios centros de trabajo y peor aún, en sus propios hogares, porque quienes hoy tienen la responsabilidad de otorgar seguridad en este país, no cumplen con sus obligaciones. Patéticamente NO TENEMOS SEGURIDAD.

Y así están la mayoría de los estados como la CDMX, Michoacán, Morelos, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato; Baja California México; Jalisco, Tamaulipas, por mencionar algunos.

Lo que urge ante este Caos de Inseguridad y delincuencia es una Política de Estado, que son los principios fundamentales que deben servir como guía para el gobierno de una nación, sin asociarlas a un gobierno concreto o una ideología determinada, ya que se concreta a todos aquellos asuntos que se consideran claves para defender los intereses generales de una nación.

Porque independientemente de la tendencia política existente en un contexto determinado, toda política de estado debe guiarse por un proyecto a largo plazo sobre temas como la educación, las infraestructuras básicas, la sanidad, el empleo, el gasto público o la seguridad ciudadana.

Todos estos aspectos tienen un valor estratégico, pues no deben depender de los vaivenes de la actividad política. Y se considera que cualquiera de estos asuntos forma parte de una política de estado por un motivo evidente: afectan al interés general de la población. Y no caer en el garrafal error de lo que hacen seudo líderes políticos, que etiquetan sus decisiones afirmando que son auténticas políticas de estado, cuando en realidad sus propuestas son simplemente electorales, populistas o demagógicas. Las verdaderas políticas de estado deben orientarse hacia el futuro.

Mientras eso no se haga, México y quienes lo conformamos, seguiremos a la deriva, al no tener la 4-T un gobierno con un Rumbo definido y un verdadero líder, sino antes al contrario, alguien que se siente mesías y todopoderoso, que va dando tumbos día con día. ¡YA BASTA DE OCURRENCIAS, CAPRICHOS, AUTORITARISMO Y RECULACIONES¡

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad