martes, julio 16, 2019

Última Hora


AMLO sí miente

junio 26, 2019
811 Views

Según Amlo siempre ha presumido que no miente, inclusive los tres principios de su partido de familia cacarea que son: NO MENTIR, NO ROBAR Y NO TRAICIONAR, lo cual es una Mentira.

En su gira de campaña el pasado fin de semana en Quintana Roo, el lunes 24 de junio del 2019, la reportera María Cristina de la Cruz, le cuestionó sus cifras de que la delincuencia ha disminuido en ese estado, señalando: Le están dando mal la información, calificando la situación del estado como realmente tremenda, el feminicidio está a todo lo que da en Quintana Roo. Y más rápido que pronto, Amlo le contestó Yo no miento.

AMLO SÍ MIENTE

Pero vayamos a la realidad de que Amlo Sí Miente, y de entrada recordemos cuando era jefe de gobierno afirmó que no dejaría el cargo para ser candidato a la Presidencia de la República, y finalmente lo fue tres veces. Mintió

Cuando detuvieron a su ex secretario, particular, “el señor de las ligas” también conocido como René Juvenal Bejarano Martínez, por recibir dinero del empresario Carlos Ahumada, afirmó Amlo que no estaba enterado. Tiempo después en una entrevista, aceptó que si lo estaba. Mintió

Rindió protesta en el Zócalo como “Presidente Legítimo” el 20 de noviembre del 2006 y no lo era. Mintió

En campaña afirmó que llegando a la presidencia bajaría el precio de las gasolinas y no lo ha hecho. Mintió.

Prometió Austeridad Republicana y sigue habiendo despilfarros. Mintió

Se comprometió a encarcelar a los corruptos, y ni uno sólo en la cárcel. Mintió

Después de que ganó las elecciones, afirmó que buscaría cancelar las obras del Aeropuerto en Texcoco porque había corrupción. Después salió con que no había pruebas. Mintió.

Esas son pequeñas muestras como diría un buen Gourmet, “para ir abriendo boca”.

Ahora ya en su administración a partir del 1 de diciembre afirmó que combatiría y acabaría con el huachicoleo y no lo ha hecho. Mintió

Infinidad de veces ha afirmado que ya se acabó la corrupción y no es cierto. Mintió

Y para redondear sus mentiras, que si las incluyéramos bien podríamos ocupar cuartillas y cuartillas, pero nos referiremos a una más de sus mentiras que ejemplifican como es realmente y que SÍ MIENTE.

LA MENTIRA EN MARCHA

Un tema que creó polémica fue sin duda su anunciada decisión de que no viviría en Los Pinos, porque estaba embrujada, y externando que viviría en Palacio Nacional.

Pero para el 21 de Septiembre del 2018, nos enteramos que vivirá en Palacio Nacional, reiterando su postura de no vivir en la casa oficial de los mandatarios mexicanos, llamada “Los Pinos”, asegurando que él no está acostumbrado a vivir en mansiones, y que solo usaría una pequeña parte del Palacio Nacional, dentro del lugar hay lugares de descanso y no será necesaria una remodelación como lo aseguran sus adversarios, insistió que solo necesita espacio para poner un catre y una hamaca.

Cabe resaltar con esa declaración de que no está acostumbrado a vivir en mansiones, que Palacio Nacional tiene 40 mil metros cuadrados de superficie.

Para el 22 de noviembre del 2018, Amlo descartó que viviría en Palacio Nacional, porque ese espacio lo ocupa la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y también hay una escuela. Esto fue en una entrevista para Milenio TV. La entrevista completa fue transmitida el 22 de noviembre del 2018 a las 21:00 con Azucena Uresti. Recordemos que afirmó, o más bien, COMO MINTIÓ.

“El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que no va a vivir en Los Pinos, ni en Palacio Nacional, ya que ese lugar lo ocupa la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y hasta hay una escuela. En entrevista con Azucena Uresti por MILENIO, López Obrador dijo que vivirá en un departamento aledaño a la zona, por lo que descarta Palacio Nacional y Los Pinos como los sitios en donde podría vivir. “La idea era tener ahí un departamento, un espacio pequeño para la familia, pero entonces, de todas maneras estamos pensando mejor en una casa cercana. Una casa normal. De interés medio”.

El presidente electo aclaró que no tiene nada en contra de los que viven en residencia, pero que vivirá en una casa cerca de Palacio Nacional. “Ahora vamos a seguir viviendo donde vivimos porque Jesús está por terminar la primaria y la casa está muy cerca de la escuela donde va y tenemos tiempo para decidir la mudanza”, señaló.

CONFIRMANDOSE LA MENTIRA

Pero, el 11 de junio del 2019, el diario Debate publicó: Amlo se mudará a Palacio Nacional y desalojan a trabajadores. Mientras se alista la llegada de la familia presidencial a Palacio Nacional, unos 200 empleados de la Consejería Jurídica tendrán que desalojar sus oficinas que ahora ocupan en ese edificio. Fuentes del Gobierno federal informaron que, desde la semana pasada, los trabajadores fueron notificados sobre el cambio, se les instruyó empacar sus cosas y destruir los documentos que fueran prescindibles. En el mensaje, que les fue transmitido vía telefónica, los mandos explicaron que aún no tenían claridad sobre cuál sería su nueva sede. Los empleados que dejarán Palacio Nacional laboran en las tres consejerías adjuntas: Consulta Constitucional, Contencioso y Legislativa, lo que incluye a 200 empleados. De acuerdo con el plan, en Palacio solo se quedarían las oficinas de los jefes de las tres áreas, con sus respectivas secretarias.

Algunos de los empleados consultados explicaron que cuando fueron informados sobre la mudanza se argumentó que obedece a la llegada de la familia presidencial, que podría vivir en ese edificio a partir del mes de julio. Las fuentes de Presidencia detallaron que el departamento que existe actualmente en el recinto, construido durante el sexenio de Felipe Calderón, podría resultar insuficiente para albergar a la familia del tabasqueño. Se prevé entonces que sean habilitados otros espacios del histórico recinto y de ahí la necesidad de mudar a los empleados de la Consejería Jurídica.

SE CONFIRMA LA MENTIRA

El 19 de junio del 2019, Amlo aseguró en su mañanera que una vez que termine el ciclo escolar se mudará a Palacio Nacional con su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, y su hijo, Jesús Ernesto. Significando que vivirá donde dejó de ser la residencia del Ejecutivo desde Porfirio Díaz.

Importante recordar que Porfirio Díaz abandonó Palacio Nacional en 1884 para mudarse a Chapultepec, pero Palacio Nacional se mantuvo como “primer edificio de la Nación” y recibió aún la campana que hizo sonar Miguel Hidalgo en la parroquia de Dolores.

El Castillo de Chapultepec se convirtió en la residencia presidencial entre 1882 y 1934. Recordando que el Castillo fue sede del Colegio Militar y donde vivió Maximiliano de Habsburgo.

En Palacio Nacional se continuaron realizando mejoras con cada nuevo Presidente, con Plutarco Elías Calles construyó el tercer piso de Palacio Nacional y se remodeló la fachada; con Álvaro Obregón se crearon espacios para el acervo bibliohemerográfico, y se recibieron obras de grandes muralistas mexicanos como Diego Rivera.

Pero con Lázaro Cárdenas, quién manifestaba no estar satisfecho con el lujo que representaba Chapultepec, se mudó al rancho La Hormiga, que posteriormente se llamaría Los Pinos, lugar donde residieron 13 presidentes: Manuel Ávila Camacho, Miguel Alemán, Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Es decir, Amlo llegó a acabar con lo que el General Lázaro Cárdenas creó como residencia oficial para el Presidente de México. ¿Qué opinará su nieto, Lázaro Cárdenas Battel, que es el coordinador de asesores de Amlo? ¿Calladito se ve más bonito, o calladito conserva el trabajo? Cosas de la vida.

Finalmente con Amlo el Juarista, también hay cambios en Palacio Nacional, emblema de nuestra identidad nacional, que de ser Patrimonio de la Humanidad desde 1987, quiera o no aceptarlo, dejará de ser un espacio público y de los mexicanos (ya han cerrado varias áreas) para convertir al menos parte de él, en privado y para uso habitacional. Mostrando y demostrando que no está acostumbrado a vivir en mansiones, pero tendrá a su disposición 40 mil metros cuadrados de superficie, para poder elegir dónde colocar su catre y su hamaca como lo afirmó el 21 de septiembre del 2018. Finalmente Amlo MINTIÓ nuevamente.

Así pasará a la historia lo que fue uno de los inmuebles coloniales más antiguos y grandes del país, con 40 mil metros cuadrados de superficie, tres niveles, centenares de espacios interiores y custodio de todos los estilos y modas vigentes en cuanto a muebles, pinturas y diversas obras de arte, monumento colonial orgullo del país. Para convertirse en el humilde departamento de interés social de Amlo y su familia.

Y pregunto ¿Amlo Sí miente? ¿Para eso votaron 30 millones por Amlo y Morena?, ¿Están de acuerdo en ello o los engañaron? ¿Volverán a votar por ellos? Usted que piensa estimado lector.

 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad