domingo, mayo 19, 2019



No pudo AMLO

febrero 25, 2019
125 Views

Todo mundo pensaba que López Obrador vetaría la aprobación de la Guardia Nacional, lograda por las fracciones parlamentarias en el Senado de la República.

Y es que finalmente, lo que se logró fue una versión “descafeinada” de su idea sobre una nueva corporación policiaca.

La junta militar que dirigiría a esta nueva fuerza despareció y su ADN castrense se disolvió, algo que había prometió López Obrador al ejército cuando empezó su gobierno.

El Presidente imperial quería una fuerza con ADN militar, que fuera dirigida por un militar y con una junta de dirección militar. Lo único que la diferenciaría de las fuerzas armadas sería el color del uniforme.

Pero no. El senado aprobó otra cosa, empujado por la presión de organizaciones civiles, de la oposición y de la incapacidad de lograr una mayoría que respondiera al dedito de López obrador.

La Guardia Nacional será dirigida por un civil o quizás por un general pero no con la misma fuerza, durante cinco años será formada y entrenada por los militares. Ya no dependerá de la Secretaría de la Defensa Nacional como lo anunció el propio Presidente al inicio de su gobierno, ahora será un cuerpo de la Secretaría de Seguridad Pública.

López Obrador reconoció el consenso logrado, se dijo satisfecho con ese acuerdo, cedió a una Guardia Nacional con mando civil.

Sin embargo, dos horas antes del acuerdo logrado en el Senado, el Presidente había advertido que una corporación como la que se planteaba por la oposición y los ONG´s no respondía a la urgencia de darle seguridad a la gente.

Y advirtió que el no se echaría para atrás… 24 horas después lo hizo. Se echó para atrás.

Pero la pregunta ahora es ¿AMLO asumirá la responsabilidad de acabar con la inmensa inseguridad que afecta a los mexicanos con una Guardia Nacional que no es la suya?

El combate a la inseguridad es responsabilidad del Poder Ejecutivo ¿qué pasará si fracasa? Asumirá su culpabilidad o dirá que no se le dio la Guardia Nacional que pidió.

López Obrador cambió de opinión en 12 horas. ¿Fue la presión de la oposición a un presidente imperial como lo es Andrés Manuel que cuenta con mayorías en el Congreso federal y en los parlamentos locales o fue un reconocimiento que la inseguridad es un reto casi imposible de resolver?

¿Es este el primer fracaso de López Obrador? Lo dudo, un Presidente imperial en México jamás pierde… él arrebata.

@agsarubbi

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad