lunes, marzo 25, 2019



¿Amlo lídereando a los mejores Presidentes?, ¿Igual que Ebrard el mejor Alcalde del Mundo?

marzo 6, 2019
1.398 Views

La Cuarta Transformación de Amlo, ha logrado en sus ya casi 100 días de administración, dividir a los mexicanos entre los que a ojos cerrados (por no decirles ciegos) lo apoyan, y los que con los pies en la tierra y en base a la realidad de lo que ha hecho, no solamente ya como administración, sino desde que lo dieron ganador de las elecciones de julio del 2018, no están de acuerdo, porque perjudica al país y a los más de 133 millones de mexicanos, hayamos o no votado por él. Por eso llama la atención que se difunda en un “medio”, que a mí, de no ser porque me lo enviaron por Whats no me habría enterado, lo siguiente:

“Primero México, luego el mundo; AMLO lidera lista de los mejores presidentes. LaVerdad-4 Marzo 2019 : Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no solo ha enamorado a los ciudadanos de México, ahora encabeza una lista de los mejores presidentes del mundo. El presidente AMLO se encuentra liderando la encuesta lista20minutos con 102,966 puntos, lo que lo posiciona como el mejor mandatario del mundo. En el segundo lugar se encuentra Lázaro Cárdenas del Río con 34, 592 puntos y en tercero con 28,116 puntos el líder de Rusia, Vladimir Putin. En el cuarto lugar se encuentra Nelson Mandela con 27, 939 puntos; en el quinto se encuentra Benazir Bhutto con 13, 210 puntos; en el sexto Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente de Brasil, con 10, 555 puntos.

Expertos aseguraban que la popularidad de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) iba a bajar a penas tomara posesión el 1 de diciembre de 2018, pero contrario a las expectativas la popularidad del presidente de México aumenta cada vez más. También afirmaron que la popularidad de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se debe a la cercanía y sencillez que mantiene con los ciudadanos a través de sus conferencias matutinas diarias y su transparencia.”

En verdad es de locura lo antes expuesto, analicemos brevemente los porqués. De entrada debería ser una encuesta solamente de Presidentes en funciones, para que pueda hacerse un comparativo en tiempo y gorma de gobernar. No incluir a quienes no lo son e inclusive ya fallecieron, así como también que calidad moral tienen a los que incluyan.

Así el caso de Lázaro Cárdenas del Río, quien fue Presidente de México de 1934 a 1940 y falleció en 1970. En el mismo tenor están, Nelson Mandela quién fue presidente de Sudáfrica en 1994 y falleció en el 2013. Benazhir Bhutto, presidenta de Pakistan, asesinada en el 2007.

En cuanto a Luis Inácio Lula da Silva, fue dos veces presidente de Brasil 2003-2006; 2006-2010. Y en el 2018 fue detenido por delito de Corrupción y actualmente está preso purgando una condena por 12 años.

Y qué decir de Vladimir Vladimirovich Putin, tres veces Presidente de Rusia, 2000-2004; 2004-2008 y 2012-2018. Entre otros cargos fue agente de la KGB y Director del Servicio Federal de Seguridad Ruso.

Por ello pregunto, que bases y puntos de comparación tienen para hacer esta clasificación y determinar que AMLO lidera lista de los mejores presidentes, y que el mundo lo ama. Un solo dato más, de los mencionados, sin meternos a su calidad moral, que ya de por si es de sobra conocida, ya fueron presidentes, solamente Putin está en funciones, es decir, cumplieron sus periodos, (a excepción de Benazir Bhutto que la asesinaron siendo presidenta) entonces ¿CÓMO COMPARAR a alguien que tiene solamente tres meses?. Eso no tiene lógica y menos coherencia. Y mucho menos si con seriedad analizamos que ha sucedido en ese tiempo. Veamos una mínima parte.

El 4 de marzo, el destacado periodista Hugo Páez publicó: A 100 días de AMLO calificadoras tiran política económica; riesgo de recesión: Huerta (UNAM): A unos pasos de los primeros cien días, calificadoras internacionales tiran la visión económica de la Cuarta Transformación y hacen un llamado a Andrés Manuel López Obrador para reconsiderar menor participación del Estado en corporativos como Pemex y CFE, y mantener una visión pragmática que balancee prioridades sociales con estabilidad macroeconómica.

En una economía globalizada es un error desestimar la opinión de calificadoras internacionales como Fitch Rating, S&P Global Ratings y Moody’s Rating, como lo ha hecho el propio presidente, líderes de Morena en el Congreso y miembros del gabinete y del partido. Esta mañana un golpe pegó en la línea de flotación en la empresa motor de la Cuarta Transformación: Pemex, la calificadora S&P Global Ratings redujo la perspectiva de estable a negativa, con todo lo nocivo que eso implica para créditos, inversiones, proyectos futuros y más.

El profesor-investigador de la Facultad de Economía de la UNAM, Arturo Huerta González, entrevistado por Carmen Aristegui este lunes se refirió a una posible recesión en puerta si el gobierno de López Obrador no actúa de inmediato. Huerta habló sobre las medidas tomadas por la administración federal sobre gasto público y de las recientes cifras económicas; además aseguró: “El gobierno, la política fiscal debe actuar ya, como política contracíclica y trabajar con un gasto público deficitario en favor del sector productivo y de generar el empleo para incrementar el ingreso nacional e incrementar la recaudación fiscal“.

La ironía del punto es la reacción de quienes tratan de denostar, desde el gobierno y sus satélites partidistas a las calificadoras a partir de argumentos políticos e ideológicos. Precisamente este tropel es indicador del alto grado de politización que se le da a Pemex, a la CFE, a la eliminación de proyectos como el NAIM de Texcoco y a la toma de decisiones importantes a partir de consultas populares. La injerencia del gobierno en las decisiones estratégicas de la petrolera es parte de los argumentos de S&P para aumentar el nivel de riesgo y darle una calificación NEGATIVA, así, con mayúsculas, ya que es el inicio de un proceso que deriva en aumentar tasas de interés por riesgos, espanta la inversión y dificulta el financiamiento internacional para nuevos proyectos o para cumplir con sus obligaciones crediticias.

La reducción de la perspectiva de calificación para México de estable a negativa frente al pronóstico de un bajo crecimiento económico, así como por la falta de confianza de inversionistas y el plan energético anunciado por el presidente López Obrador impactará en las finanzas de México, dice Moody’s. El reporte señala el cambio en políticas públicas que reducen la participación de la iniciativa privada en el sector energético junto a otras decisiones y eventos que han disminuido la confianza de inversionistas, como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), la implementación de consultas ciudadanas en temas clave, e incluso la creación de la figura de los delegados del gobierno en los estados. La calificadora señala: “Pemex continúa presentando una carga fiscal elevada, incluso a pesar de un reciente cambio en su esquema tributario que mejora modestamente su flujo de efectivo. La combinación de un débil perfil financiero y la necesidad de tomar un rol más activo en el sector energético por parte de Pemex podría aumentar el riesgo de mayores pasivos contingentes para el soberano”.

ENDEUDANDO A MEXICO

El diario La Jornada publicó el 3 de marzo pasado, “Deuda pública crece $1,147 millones al día con López Obrador”: La deuda del sector público creció a un ritmo de mil 147.2 millones de pesos diarios en los primeros dos meses del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Al cierre de enero pasado alcanzó 10 billones 800 mil 571.8 millones, 8.33 por ciento más que en el mismo mes de 2018, reveló información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). El endeudamiento del sector público federal mantiene la dinámica aprobada por el Congreso en el paquete económico para 2019. Su saldo, de acuerdo con la información de la SHCP, refleja el comportamiento inercial de unos pasivos que, en términos comparativos, equivalen a 45 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Al cierre de noviembre de 2018, cuando concluyó el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto, la deuda del sector público federal se situó en 10 billones 731 mil 736.8 millones de pesos, de acuerdo con los datos de Hacienda. En enero de 2019, cumplidos dos meses del comienzo del gobierno de López Obrador, estos pasivos aumentaron a 10 billones 800 mil 571.8 millones de pesos. Ello significó un repunte, en ese periodo, de 68 mil 835 millones, un promedio de mil 147.2 millones por día.

¿Con esta apabullante realidad se puede liderear la lista de presidentes?

Esa ridícula y falsa mención de que Amlo liderea a los presidentes, me hizo recordar el año 2010, cuando salieron con que Marcelo Luis Ebrard, había resultado ser “El Alcalde del Año”, “World Mayor Prize”, de acuerdo con la Fundación City Mayors: Y junto con sus subordinados Ebrard afirmaba que ese premio los impulsaba a seguir adelante para que “la Ciudad de México siga siendo la número uno a nivel global”. Este premio para conseguirlo, “supuestamente” analizan dieciocho meses de su administración, es decir, inició el 2009. Y es a través de testimonios que demuestren los logros de a quien se propone que reciba el reconocimiento, y de votaciones.

Lo cual al igual que con Amlo, llama mucho la atención que Ebrard “ganara”, cuando la ciudad de México era un Caos, con altos índices de inseguridad, problemas de contaminación, llena de manifestaciones que causaban enormes congestionamientos un día y el otro también.

El narcomenudeo con miles de narcotienditas por toda la ciudad. Un transporte público inseguro, deficiente, un Metro cada día peor con asaltos, prostitución, fallas en el sistema. El patético caso de la tragedia de la Discoteca News Divine, que por la terquedad e ilegalidad de Ebrard en crear su UNIPOL, Policía Única, donde la tarde del 20 de junio del 2008, fallecieron 12 personas, 9 jóvenes y tres policías, así como 16 heridos más, todos ellos estudiantes de secundaria, que festejaban su fin de cursos.

Lo anterior es solamente una mínima parte de lo que acontecía en la ciudad de México cuando Ebrard recibe el premio del mejor alcalde del mundo en el 2010, al igual que ahora en el 2019, nos salgan que Amlo liderea la lista de mejores presidentes.

Todo esto será ¿Casualidad o Causalidad? Usted que piensa estimado lector.

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad