domingo, mayo 19, 2019



A 100 días

Esta semana Andrés Manuel López Obrador cumplirá 100 días en el gobierno. Llegó con la bandera de la transformación no sólo del país sino de la cultura y esencia mexicana.

Como prioridad, el nuevo Presidente, el de la nueva corriente política, el de la izquierda, el que observó y criticó la política por más de 20 años como el principal opositor, llegó a Palacio Nacional para acabar con la corrupción, principal mal país.

Sin embargo, las cosas no fueron como las imaginaba si es que alguna vez llegaba al poder, ni mucho menos como las pensó una vez que supo que había ganado la elección presidencial.

¿La realidad de un país hundido en la inseguridad, en una economía que arroja pobres a diario, que no es autosuficiente ni en su alimentación superó a López Obrador en estos tres meses y medio? Quizás si, pero también el cambio no es fácil.

Por lo pronto, estoy son algunos de los saldos que han dejado los primeros 100 días del gobierno de López Obrador.

  • Diversas calificadoras han anunciado la reducción en sus perspectivas de crecimiento de la economía mexicana.
  • Actualmente hay 15 huelgas y casi 350 emplazamientos a paro en todo el país.
  • Pemex es ya un cadáver financiero. No representa mayor beneficio para los mexicanos.
  • Se han desparecido los organismos de atracción de inversiones extranjeras como ProMéxico.
  • Ya se pagaron 34 mil millones de pesos por la cancelación del aeropuerto internacional de la Ciudad de México en Texcoco.
  • Todo, en el presupuesto federal está destinado a programas sociales. A regalar el dinero para contar con una base electoral que garantice la vida del régimen.
  • La gasolina sigue por las nubes, pero no se padece desabasto. La lucha contra el huachicol no se ha ganado, pero ya no se habla de el.

Ante esto, López Obrador ha pedido ver el contexto de crecimiento en nuestra historia. Para el de Morena, Zedillo, Fox, Calderón y Peña comenzaron sus gobiernos peor que él.

Por lo menos a este gobierno se le pronostica un crecimiento de 1.6 por ciento, presume el Presidente de la cuarta transformación.

Efectivamente, los inicios de sexenios han sido difíciles ¿quién no se acuerda del error de diciembre con su consecuencia que fue el Fobaproa?

Sin embargo, Andrés Manuel López Obrador prometió que el inicio de su gobierno iba a ser diferente, lo que nos muestra que el gobernar es muy distinto a prometer, aunque esas promesas se hubieran hecho por casi 20 años.

México se está moviendo, se está transformando. ¿Hacia a dónde va? Por lo pronto lo indicadores económicos no son muy positivos.

@agsarubbi

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

Accesibilidad