domingo, junio 7, 2020



10 mil trabajadores voluntarios de limpia desprotegidos ante pandemia

mayo 5, 2020
155 Views
  • Recolectan basura, hasta de hospitales, sin defensa alguna contra el virus y pueden ser transmisores 
  • Les dotan una vez a la semana de tapabocas y tienen que comprar los guantes y gel 

Por Guillermo Pimentel Balderas

De acuerdo a para la recolección de basura, la ciudad de México cuenta con 10 mil 299 barrenderos; 8 mil 218 carritos recolectores y 94 barredoras mecánicas.

Cada semana, de acuerdo a datos de la investigadora Alethia Vázquez Morillas, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), se recolectan más de cien mil  toneladas de basura en la ciudad de México, algo así como 1.37 kilos de desechos sólidos al día por habitante. Para ello, el Gobierno capitalino cuenta con 14 mil trabajadores de base, 5 mil contrataciones eventuales y 10 mil voluntarios. 

Pero, estos últimos, sin salario –protección laboral- y subsisten de la pepena y de la cooperación económica de la población.

Cabe señalar que estos 10 mil “trabajadores” que, a diario recolectan la basura en la capital de la república, inclusive de clínicas y hospitales; además de no tener ninguna protección o derecho laboral, también no la tienen en higiene sanitaria, y ante el constante manipuleo de los desperdicios, tanto orgánicos como inorgánicos y clínicos, están más que expuestos a contraer el COVID 19,  y también, ser posibles portadores del virus, según manifestaron a este reportero varios de ellos.

Es notorio que en cada bolsa de basura se encuentran cubrebocas y guantes usados por personas para “protegerse” del coronavirus. También, muchos de ellos, acuden diariamente a grandes “focos de transmisión” del virus, como son las clínicas y hospitales, donde manipulan diferentes desperdicios clínicos de contenedores o de grandes tambos.

En estos recipientes se encuentran regularmente guantes de plástico, cubrebocas, zapatos, batas, vendas, gasas, algodón y frascos de alcohol vacíos, muchos de ellos, supuestamente fueron usados para la atención de personas contagiadas por el Covid-19.

Sin embargo, y a pesar de lo preocupante y el peligro que significa esta falta de protección sanitaria, las autoridades, en especial, las alcaldías, solo les dotan de un cubrebocas a la semana. Los guantes, lentes y gel, los tienen que comprar ellos mismos. 

Pero, no lo hacen porque apenas –dicen- les alcanza para subsistir con la pepena y la cooperación voluntaria de las personas; además de que lamentablemente hay mafias o familias que controlan la recolección y manejo de la basura.

Los entrevistados, se quejan de que solo a los choferes de los camiones se les proporcionan algunos de los implementos sanitarios, porque son sindicalizados.

A ellos, aseguran, ni las autoridades del GCDMX, ni los alcaldes, ni tampoco el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), les dan guantes y tapabocas para evitar el contagio. 

En Iztacalco, por ejemplo, a estos trabajadores, les dan un tapabocas por semana y los guantes los tienen que comprar ellos. El gel, para nada, no lo usan, “está muy caro para ponerlo también de nuestros bolsillos”, alegan. 

Todo lo que se traslada en los camiones recolectores de basura, llega a los grandes basureros, donde hay una infinidad de personas, entre hombres, mujeres, adolescentes y niños, pepenando los desperdicios.

Temen se contagien, pero también perder el trabajo. 

Comparte en redes sociales:

Leave A Comment

CLOSE
CLOSE
Accesibilidad